•  |
  •  |
  • END

BOGOTÁ / AFP

El fiscal colombiano, Mario Iguarán, ordenó este domingo registrar las instalaciones del estatal servicio de inteligencia (DAS) para buscar pruebas de presuntas interceptaciones ilegales a periodistas, magistrados y políticos de la oposición, informó el funcionario.

“Se ha ordenado registrar las instalaciones del DAS de manera inmediata. En este momento las estamos realizando”, dijo Iguarán en conferencia de prensa.

Según el funcionario, “se trata de inspecciones a las salas internas y externas, a los equipos tácticos operados a través de satélite, como también a los equipos de interceptación portátiles, no solo de correos electrónicos sino también de celulares”.

Agregó que, además, se ordenó interrogar a “las personas de inteligencia y contrainteligencia, así como inspecciones a los protocolos y libros, para establecer responsabilidades de carácter penal en supuesta falsedad, violación de intimidad y de comunicaciones”.

Las decisiones fueron adoptadas tras la información de la revista Semana, de Bogotá, que el sábado reveló que desde las instalaciones del DAS se estaban interceptando comunicaciones.

Entre los interceptados, supuestamente, había periodistas, magistrados, políticos opositores, e incluso varios funcionarios de la Presidencia cercanos al mandatario Álvaro Uribe.

“El DAS está fuera de control. Graba ilegalmente a magistrados, periodistas y políticos y se ha puesto al servicio de ‘narcos’, ‘paras’ y guerrilleros”, asegura Semana en su artículo.

Funcionarios del gobierno --como los ministros del Interior y de Justicia, Fabio Valencia, y de Defensa Juan Manuel Santos-- rechazaron los hechos y negaron que funcionarios gubernamentales hayan ordenado las escuchas.

El director del DAS, Felipe Muñoz, había pedido el sábado a la Fiscalía y a la Procuraduría (Ministerio Público) conformar un cuerpo elite para investigar las presuntas infiltraciones.

“Falta comprobar exactamente quién hizo las presuntas interceptaciones. Lo que se ha dicho es que puede haber implicados funcionarios del DAS, pero también los puede haber de otros sitios”, anotó Muñoz.

La antecesora del funcionario, María del Pilar Hurtado, había renunciado a su cargo en octubre pasado, tras un escándalo por seguimiento y espionaje ilegal al senador Gustavo Petro, que fue ordenado por uno de sus subalternos sin su conocimiento.

Mientras algunos de los afectados por las escuchas anunciaron que llevarán el caso ante instancias internacionales, el gobierno dijo ser una “víctima”. En tanto, los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, varios de ellos sometidos a las interceptaciones ilegales, sesionarán de manera extraordinaria este lunes, según informó el jefe de prensa del tribunal, Germán Gómez.