•  |
  •  |
  • END

PEKÍN / AFP

Al menos 74 mineros murieron este domingo en una explosión de grisú ocurrida en una mina de la provincia china de Shanxi (norte), donde se encuentran algunas de las minas consideradas más peligrosas del mundo, anunció la agencia oficial Nueva China.

El accidente se produjo a las 02:00 horas locales (18:00 horas GMT del sábado) en el fondo de la mina de Tunlan, situada a unos 50 km de la capital provincial, Taiyuan.

Un número no precisado de mineros (al menos una veintena) siguen bloqueados en la mina. Algunos de ellos pudieron contactar con sus familias gracias a los teléfonos móviles.

En el momento del accidente estaban trabajando en la mina por lo menos 436 mineros, precisó la agencia oficial. Más de 300 lograron salir sanos y salvos, informó Nueva China.

Un total de 113 mineros se encuentran en observación en el hospital, la mayoría por inhalación de monóxido de carbono, entre ellos 21 cuyas heridas son “relativamente graves”, según la agencia de prensa.

Se trata del accidente más mortífero desde el que ocurrió en diciembre de 2007 en otra mina de la misma provincia y que costó la vida a 105 trabajadores.

El presidente chino, Hu Jintao, y el primer ministro, Wen Jiabao, instaron a los servicios de emergencia a que hagan todo lo posible por salvar a los mineros bloqueados, según la televisión oficial.

El viceprimer ministro, Zhang Dejiang, fue enviado al lugar para supervisar las operaciones de rescate, informó Nueva China. También anunció la creación de una comisión de investigación.

La mina, que tiene una capacidad de producción anual de cinco millones de toneladas de carbón, es administrada por el Grupo de Shanxi Jiaomei, y en ella no se había producido ningún accidente desde hacía, por lo menos, una década.

Shanxi es la principal región productora de carbón en China, y abastece dos terceras partes de las necesidades del país, particularmente voraz en energía.

La minería es peligrosa en China, donde muchas minas, en general privadas, no cumplen con las normas básicas de seguridad. Cerca del 80% de las 16,000 minas abiertas en China son ilegales, según las cifras oficiales, a pesar de los esfuerzos de control de las autoridades.

Unos 3,000 mineros murieron el año pasado en China, según cifras oficiales, que, según los grupos de vigilancia independientes, estarían muy por debajo de la realidad.

Uno de los supervivientes, Xue Huancheng, de 27 años, denunció que no fueron informados de la gravedad del accidente hasta más de una hora después de la explosión.

“En ese momento, se cortó la electricidad en la mina”, y los mineros tuvieron que subir a la superficie por sus propios medios, declaró a Nueva China desde la cama del hospital. Xue dijo haber tardado 50 minutos en salir.