elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno palestino solicitó al presidente estadounidense Barack Obama intervenir ante Israel para impedir la destrucción de casi 90 casas palestinas en Jerusalén. "Llamamos al presidente Barack Obama a intervenir personalmente para parar este proyecto", declaró Yaser Abed Rabo, colaborador del presidente palestino Mahmud Abas. Los propietarios de 88 casas palestinas de la urbanización Al Bustan del barrio de Silwan, en Jerusalén Este, han recibido órdenes de expulsión en las que se les anuncia que serán destruidas por el ayuntamiento debido a que fueron construidas o agrandadas sin permiso.

"Es una masacre que va a cometer Israel contra la ciudad santa", manifestó Abed Rabo, quien pide una "acción árabe e internacional urgente para detener este peligroso proyecto", ya que según él, algunas de las casas objeto de las órdenes de destrucción han sido construidas antes de que Israel ocupara la parte árabe de Jerusalén, en 1967. De igual manera, Abed Rabo llamó a una jornada de huelga el sábado en Cisjordania y en Jerusalén para protestar contra la demolición de esas viviendas.

Silwan, donde residen más de 10.000 palestinos, se encuentra presuntamente en el lugar que ocupaba la "Ciudad de David" en la antigüedad. Actualmente 60 familias judías viven en el centro de este barrio. Según B'Tselem, una ONG israelí de defensa de los derechos humanos, las autoridades israelíes destruyeron casi 350 casas en Jerusalén durante el 2004, alegando que habían sido construidas sin permiso. Israel concede con cuentagotas los permisos de construcción a los residentes árabes de Jerusalén Este, donde los palestinos quieren establecer la capital de su Estado. El Estado hebreo considera Jerusalén como su capital "única e indivisible".