•   Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un informe del Pentágono sobre la cárcel estadounidense de Guantánamo, en Cuba, divulgado hoy concluye que los presos son tratados "humanamente", aunque recomienda reducir su aislamiento y aumentar actividades grupales, y también aboga por una solución para los chinos uigures. El documento, a cargo del almmirante Patrick Walsh, repite lo afirmado el viernes por fuentes gubernamentales: que la controvertida prisión en la base estadounidense de la Bahía de Guantánamo está en línea con las convenciones de Ginebra, aunque recomienda que en ciertas áreas de alta seguridad "más socialización es esencial para mantener el trato humano".

"En nuestra opinión, la clave para la socialización es proveer más contacto cara a cara, oportunidades para la recreación entre varios detenidos, estímulo intelectual y rezo grupal", indica la revisión del departamento de Defensa, encargado por el presidente Barack Obama en el marco de su orden ejecutiva de cerrar la prisión de aquí a un año. Grupos defensores de los derechos humanos ya habían hecho obervaciones similares en el pasado, denunciando que los reclusos sufrían un aislamiento casi total con poco contacto con otras personas aparte de los guardias e interrogadores.

Los cargos contra este grupo de 17 prisioneros fueron dejados sin efecto, pero no pueden ser reenviados a China por temores sobre su seguridad ni tampoco dejados en libertad en territorio estadounidense por decisión judicial. El informe dice que dada la incertidumbre sobre cuándo se van a ir de la prisión "ha aumentado la tensión y la ansiedad en la población de detenidos". "Por tanto, el equipo de inspección pide que se ponga el énfasis en proveer inmediata asistencia en el proceso gubernamental sobre a dónde transferir a estos detenidos".

Jornada de investigación y liberación
El documento fue divulgado en la misma jornada en que llegó a Guantánamo el secretario de Justicia estadounidense, Eric Holder, para informarse sobre la situación de los detenidos y visitar las instalaciones. Holder había anunciado esta visita la semana pasada, ya que es el encargado, junto al secretario de Defensa, Robert Gates, de coordinar la evaluación de los expedientes de cada detenido y de hacer propuestas para el futuro de aquellos que no podrán ser inculpados ni liberados. Según una autoridad del departamento de Justicia, los militares le brindarán información sobre la situación de unos 245 detenidos de Guantánamo, particularmente aquellos que fueron inculpados por los tribunales militares de excepción, hoy en día suspendidos.

El informe asimismo se hace público el mismo día en el que ha regresado a casa Binyam Mohamed, etíope con residencia en el Reino Unido que pasó desde 2004 detenido en la base americana. Según las declaraciones de Mohamed, tras ser arrestado por supuesta implicación terrorista, fue torturado en Marruecos, Pakistán y Afganistán hasta que admitió las inculpaciones y fue enviado a Guantánamo.

"Estoy contento de que Binyam Mohamed haya vuelto hoy (lunes) al Reino Unido tras haber sido liberado de Guantánamo", se felicitó ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, David Miliband, en un comunicado publicado apenas unos minutos tras la llegada del avión. "Es el resultado directo de nuestra demanda con miras a su liberación y de su vuelta, y consecuencia de unas intensas negociaciones con el gobierno estadounidense", indicó el jefe de la diplomacia británica. Estados Unidos y el Reino Unido anunciaron el viernes un acuerdo sobre el traslado a suelo británico, "en cuanto sea posible", de un detenido de nacionalidad etíope. El traspaso de Binyam Mohamed, de unos 30 años, es el primero que se hace en Guantánamo desde la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama.