•  |
  •  |
  • AFP

El Gobierno ha evacuado a más de un centenar de personas en el sur de Chile, donde expertos en geología advirtieron de un aumento en la actividad sísmica del volcán Chaitén, que se reactivó hace cuatro días, tras nueve meses de relativa calma, con un crecimiento del domo, lo que reafirma la probabilidad de nuevos colapsos. El Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomin, sostuvo que si la gran cantidad de material volcánico acumulado se deslizara por el cauce de ríos cercanos, sepultaría el pueblo de Chaitén donde aún permanecen más de 40 personas que se resisten a abandonarlo pese a las advertencias de peligro y al llamado al abandonar la zona.

El eventual colapso del domo, cúpula de material sólido que se forma dentro del cráter, generaría una nube incandescente de material piroclástico,lava, que demoraría cerca de 15 minutos en llegar a Chaitén, ubicado a escasos 10 km del macizo, según Sernageomin.

El organismo indicó que en las explosiones del jueves pasado, cuando se reanudó la actividad eruptiva, se produjo una grieta por la ladera sur del domo desde donde emanaron aproximadamente 30 millones de toneladas de material volcánico, a una velocidad superior a los 200 km por hora. El material llegó a unos 5 km del pueblo.

También persiste el riesgo de que las lluvias sean intensas y ocasionen aluviones al arrastrar material volcánico. El pueblo de Chaitén, a unos 1.200 km al sur de Santiago, quedó devastado tras la primera erupción el 2 de mayo de 2008 -desde hace unos 10.000 años-, que provocó aluviones que lo inundaron destruyeron.