•  |
  •  |
  • END

La Policía detuvo a tres hombres sospechosos de estar implicados en un atentado en El Cairo que causó la muerte a una joven francesa y heridas a otros 25 turistas, en el primer ataque contra occidentales cometido en Egipto desde hace tres años, se informó ayer lunes.

“Tres hombres fueron detenidos en el lugar después del ataque. Son considerados sospechosos. Otras personas están siendo interrogadas en calidad de testigos”, indicó esta fuente que pidió no ser identificada.

Ayer lunes por la mañana, el atentado no había sido aún reivindicado. Las versiones sobre las circunstancias del atentado difieren.

Según los servicios de seguridad egipcios, un artefacto, que estalló hacia las 18H50 locales (16H50 GMT), había sido colocado en una bolsa plástica bajo un banco de piedra de la plaza de la mezquita Al Hussein, cerca del bazar de Jan Al Jalili. Pero algunos testigos dicen que el artefacto fue lanzado contra el grupo.

Un muerto y 25 heridos, todos franceses

Una adolescente francesa de 17 años murió y otros 25 turistas, principalmente jóvenes de Levallois, un municipio situado en la periferia de París, fueron heridos en el atentado.

Dos grupos de jóvenes turistas franceses, uno de 30 y otro de 24, se reunieron con sus siete acompañantes en la plaza al Hussein para ir a hacer compras en el bazar de Jan al Jalili.

“Hubo una fuerte detonación. Luego gritos, sangre. Salimos todos corriendo”, cuenta Romy Janiw, una acompañante de 28 años.

Interrogada por la AFP, citó la posibilidad de que les fuera lanzada una granada. “Es lo que han dicho algunos, pero no puedo afirmarlo”, cuenta.

En total, 55 miembros de ese grupo de jóvenes turistas franceses que fue blanco del atentado regresó ayer lunes de mañana a París, anunció a la AFP un portavoz de la cancillería francesa.

Otros 15 permanecen en El Cairo, entre ellos tres que siguen hospitalizados.

El viceministro egipcio de Sanidad, Nasir Rasmi, precisó a la AFP que los demás heridos, que lo fueron de levedad, son un alemán, tres saudíes y cuatro egipcios.

El bazar de Jan al Jalili, cuyas callejuelas repletas de tenderetes recorren cada día miles de turistas, ya fue escenario de un atentado en abril de 2005.

En ese entonces, dos turistas franceses y uno estadounidenses murieron en el ataque suicida, en él murió también su autor.

El nuevo atentado, en un lugar tan emblemático para el turismo, podría afectar un sector clave, que supone el 11.1% del Producto Nacional Bruto egipcio, y que da trabajo al 12.6% de la población activa.

El ministro de Turismo, Zoheir Garranah, ha “condenado con fuerza” el atentado, y se dijo esperanzado en que éste no perjudique el turismo en Egipto, en declaraciones a la agencia oficial Mena. El atentado también fue condenado por Siria, Arabia Saudita e Irán.