•  |
  •  |
  • END

Los presidentes de los países del Mercosur apostaron por el papel “estratégico” del bloque para el desarrollo regional en la Declaración Conjunta firmada en la cumbre que celebraron ayer en Montevideo.

En el documento se reitera el compromiso “con la consolidación y profundización” de este organismo creado en 1991, y se muestra el interés del bloque formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay por “estrechar sus lazos de integración económica, comercial, política y social”.

En la cumbre participaron los mandatarios de Argentina, Cristina Fernández; de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; de Paraguay, Nicanor Duarte, y de Uruguay, Tabaré Vázquez.

También asistieron los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; de Chile, Michelle Bachelet, y de Bolivia, Evo Morales, todos países asociados al bloque.

Los gobernantes destacaron la “creciente dimensión política y social del Mercosur” y la importancia de la constitución y trabajos de su Parlamento, que comenzó a funcionar en mayo pasado, “como ámbito institucional de cooperación interparlamentaria”.

Valoraron, asimismo, la labor que el Foro Consultivo Económico y Social de Mercosur desarrolla “en el proceso de integración”.

Uno de los puntos destacados en la Declaración fue la necesidad de impulsar las negociaciones externas “tendentes a la suscripción de acuerdos comerciales y de cooperación que contribuyan a incrementar el acceso a mercados”.

En este sentido, insistieron en la importancia del Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito hoy con Israel, el primer acuerdo de este tipo con un socio extrarregional.

También valoraron la Declaración Conjunta firmada ayer con la Unión Europea (UE), que estuvo representada en la cumbre de Montevideo por su comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, y que, además de una ayuda de 71.5 millones de dólares al proceso de integración de Mercosur, establece los parámetros de cooperación hasta 2013.

La Declaración Conjunta hace hincapié en la “voluntad política de retomar el proceso de negociación de un Acuerdo de Asociación Interregional con la Unión Europea” y apunta a la celebración de una próxima reunión a nivel de funcionarios para preparar el encuentro ministerial que tendrá lugar en Lima en mayo próximo.

Los presidentes reconocen también los esfuerzos para la consecución de un “Plan Estratégico para la Superación de las Asimetrías en el Mercosur”, que contempla el desarrollo e integración de las economías de los países sin litoral marítimo, el apoyo a la competitividad, el acceso a mercados regionales y al resto del mundo, y otras acciones institucionales.

El documento destaca la importancia de la implementación del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (Focem), la constitución de la Unidad Técnica Focem en la Secretaría del Mercosur y la aprobación de 18 proyectos, por un monto de más de 130 millones de dólares.

Igualmente, reconocen el esfuerzo para eliminar el doble cobro del arancel externo común, subrayan el apoyo a las pequeñas y medianas empresas e instan a la creación de un fondo para su desarrollo.

Los presidentes también se congratularon por la aprobación del Plan de Acción del Mercosur para estimular el uso de biocombustibles y sus tecnologías, en particular del bioetanol y el biodiesel.