elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El obispo católico integrista británico Richard Williamson, que negó el Holocausto, abandonó hoy Argentina bajo pena de ser expulsado, a bordo de un vuelo 246 de British Airways con destino al aeropuerto de Heathrow en Londres, aseguró una fuente aeroportuaria. Williamson dejó el país tras realizar los trámites de rigor en la oficina de Migraciones, luego de que el gobierno de Cristina Kirchner lo invitara el pasado jueves a dejar el país en un plazo de 10 días, so pena de ser expulsado por haber agredido a la sociedad, al pueblo judío y a la humanidad al negar el Holocausto.

El religioso había llegado a la estación aeroportuaria vestido de negro, con gorra y anteojos del mismo color, y acompañado por dos personas atravesó a paso rápido el hall del lugar para evitar el contacto con periodistas, según mostró el canal de noticias TN. "Queremos que con la salida de Williamson todo esto se calme un poquito", manifestó Christian Bouchacourt, superior para América del Sur de la Fraternidad San Pío X, comunidad a la que pertenece Williamson, que se vio sacudida por sus polémicas declaraciones.

Williamson, de 68 años, había expresado durante una entrevista a la televisión sueca su convencimiento de que "no hubo cámaras de gas" durante el régimen nazi. "Creo que 200.000 a 300.000 judíos murieron en los campos de concentración pero ninguno en las cámaras de gas", había agregado. No obstante, durante el régimen nazi fueron asesinados en campos de exterminio 6 millones de judíos, así como cientos de miles de gitanos, homosexuales, discapacitados y comunistas.

Argentina revocó su permiso de residencia con el argumento formal de que había ingresado en 2003 indicando que venía a cumplir una función administrativa, cuando en realidad ejerció una religiosa. El obispo, que hasta ahora residía en la sede de un Seminario de la Fraternidad integrista San Pío X a 40 Km al oeste de Buenos Aires, había sido denunciado ante la Justicia argentina por apología del crimen y recibido una intimación del Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI).

Frente al escándalo que generaron sus dichos, la Fraternidad tomó distancia afirmando recientemente que dejó de dirigir el Seminario de La Reja. Williamson había sido excomulgado por desafiar la autoridad del Vaticano, pero el Papa Benedicto XVI anuló aquella decisión el 24 de enero, en beneficio también de otros tres obispos integristas. La medida papal provocó indignación en numerosos países y puso en peligro las buenas relaciones con el judaísmo, además de llevar a la canciller alemana, Angela Merkel, a pedir explicaciones al Vaticano.