•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, advirtió este viernes que la Organización de los Estados Americanos (OEA) "está cavando su sepultura" con el uruguayo Luis Almagro como secretario general, e insistió en que "con (el chileno José Miguel) Insulza estuvimos mejor".

El gobernante boliviano, que objeta el papel de la OEA en la crisis política venezolana, afirmó que Almagro, "en vez de que fortalezca la OEA, está totalmente desgastando, está cavando su entierro o su sepultura".

"Cuando un secretario general es más pro-capitalista, más pro-imperialista, pone a la OEA al servicio de Estados Unidos, y repito lo que dije: con Insulza estuvimos mejor que con Almagro", sostuvo Morales en rueda de prensa en el Palacio Quemado de La Paz.

Sin embargo, el mandatario expresó su esperanza en que la OEA "pueda fortalecerse, ojalá pueda relanzarse y estar al servicio de los pueblos de América y no solamente de un país, como Estados Unidos".

Fuerte crítico de la gestión de Almagro, Morales reiteró que "hay que pensar seriamente en una profunda refundación de la OEA si queremos que sea una institución (sólida)", y explicó que "surge CELAC, justamente como la voz oficial de los pueblos de América y el Caribe, porque (..) la OEA no expresa el sentimiento y el sufrimiento de los países".

El gobierno de Morales acusó a la OEA además a principios de noviembre de "agredir y pisotear" la soberanía del país por enviar a un observador a la audiencia judicial del líder opositor Samuel Doria Medina, por un caso de manejo irregular de fondos en los 90, cuando este era ministro de Planificación.

El mandatario ha sido otras veces duro con Almagro por su forma de manejar el conflicto político venezolano, pues -según Morales- el jefe de la OEA actúa alineado a las presiones de EEUU para sacar el poder al presidente Nicolás Maduro, aliado político de su gobierno.