•   Holguín, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cortejo fúnebre que transporta las cenizas de Fidel Castro llegó hoy a la provincia de Holguín, tierra natal del líder revolucionario y uno de los puntos del recorrido de los restos mortales del expresidente, que llegarán este sábado a su destino final en Santiago de Cuba.

A orillas de la carretera central, miles de personas, que desde horas de la mañana llenaban ya los accesos a la ciudad, recibieron a la comitiva con gritos de "Yo soy Fidel" y "Fidel, amigo, el pueblo está contigo", agitando banderas cubanas y del Movimiento 26 de julio, grupo revolucionario liderado por Castro.

 

El cortejo entró por el mismo sitio donde se encuentra un monumento a los mártires de la lucha contra el régimen de Fulgencio Batista.

A pesar de la relativa cercanía, las cenizas de Fidel no pasarán por Birán, la finca donde nació y pasó su infancia el líder, situada al sur del territorio, y luego de una breve parada en el centro de la ciudad, continuará su camino hasta la provincia de Granma, donde pasará la noche en la emblemática localidad de Bayamo.

Lea además: Nicas becados en Cuba rinden honores a Castro en Estelí

La caravana que transporta los restos de Fidel Castro, que murió el pasado viernes a los 90 años, salió de La Habana el 30 de noviembre y llegará este sábado a Santiago de Cuba, donde se realizará el último acto masivo de despedida, en el que hablará su hermano menor, el presidente cubano Raúl Castro.

La ceremonia íntima de inhumación tendrá lugar el domingo a primera hora de la mañana en el cementerio Santa Ifigenia, donde también reposa el Héroe Nacional cubano, José Martí.

REVOLUCIÓN

El viaje que inició la comitiva fúnebre el pasado martes desde La Habana es la misma, pero en sentido inverso, a la que recorrió del 2 al 8 de enero de 1959 Fidel Castro y un millar de "barbudos", como se conocen a los rebeldes que derrocaron al dictador Fulgencio Batista, para hacerse con el poder.

La llamada "Caravana de la Libertad" inició su recorrido el 2 de enero de 1959 en Santiago de Cuba y recorrió los casi 1,000 kilómetros que separan la ciudad del Oriente cubano de La Habana en siete días viajando por la carretera central.

La caravana paró en numerosas poblaciones a lo largo de ese trayecto y en algunas de ellas, Castro pronunció discursos en los que explicó los ideales de la Revolución a los locales.

Hoy, la caravana entrará en Santiago de Cuba donde los restos de Fidel serán enterrados el domingo en el cementerio de Santa Ifigenia de la ciudad.