•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un video facilitado por la Policía de Colombia muestra el dramático rescate que efectúa uno de sus oficiales minutos después de que se estrellara un avión en antioquia, que costó la vida a 71 personas, incluida la mayoría de los jugadores del club de futbol brasileño, Chapecoense.

En el video se pueden escuchar los gritos, se nota la desesperación y el miedo que reina en una zona montañosa, cuando llegaron los primeros rescatistas muy entrada la noche del pasado lunes.

Willington Rodríguez da Silva es el valiente intendente de la Policía de Colombia que brinda primeros auxilios a un sobreviviente.

“¿Te duele? Vamos a tranquilizarnos y te vamos a rescatar, ¿listo?”, dice en un primer momento Rodríguez da Silva.

La persona herida responde que siente dolor en sus brazos.

Te interesa: El portero de Chapecoense que sobrevivió: “Prefiero perder la pierna que la vida”

“¿Te duele el estómago? ¿La columna?”, vuelve a preguntar Rodríguez da Silva, antes de mover al sobreviviente.

La tragedia aérea acababa de ocurrir cuando se grabó el video.

Al final, el sobreviviente dice, con evidente dolor: “Mi tripulación”.

En medio de la tensión, una persona grita preguntando por Álex, Ángel y David. Y todos llaman a la calma entre el miedo que los cobijaba.

El accidente conmovió al mundo entero y este sábado una multitud se congregó en el estadio de Chapecó, Brasil, para despedir a sus héroes, los jugadores del club Chapecoense.

DOLOR MUNDIAL

A lo largo de esta semana se han conocido detalles del fatídico accidente, entre ellos que la tripulación incumplió su plan de vuelo.

También se supo el relato de un piloto que sobrevolaba la misma zona cuando el avión estaba a punto de estrellarse.

Y se destacó el desafortunado tuit que hizo un comediante australiano respecto a la tragedia.

Los exfutbolistas Carles Puyol y Clarence Seedorf se sumaron ayer al homenaje multitudinario rendido en el estadio Condá de Chapecó a las víctimas mortales de la tragedia aérea ocurrida la noche del lunes en Colombia.

La presencia del holandés Seedorf despertó una especial emoción entre algunos de los presentes puesto que, después de jugar en el Real Madrid y tras su paso por Italia, decidió colgar las botas en Brasil, en las filas del Botafogo.

También estuvo presente en el estadio el jugador brasileño del Real Madrid Lucas Silva.

EL ADIÓS

“Caiu a ficha”, dicen en Brasil cuando toman conciencia de algo y ayer los familiares de las víctimas y la hinchada del Chapecoense, después de cuatro largos días de espera, enmudecieron bajo el mar de lluvia que recibió al medio centenar de féretros sobre el césped del Arena Condá.

La lluvia, que no había aparecido durante estos días en Chapecó, al sur de Brasil, arreció durante todo el velatorio y ganó intensidad a medida que el cortejo fúnebre avanzaba por la calles de de la ciudad, era el anuncio de su llegada.

“Hay que hacer un sacrificio, ¿no?”, afirmó a Efe el aficionado del Chapecoense José en compañía de su mujer y sus dos hijos, quienes llegaron a las puertas del estadio a primera hora de la mañana.