•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, solicitó ayer a su homólogo uruguayo, Tabaré Vázquez, una reunión para defender a su país de la decisión que lo deja sin voto en el Mercado Común del Sur (Mercosur), debido a que considera que la misma ha sido “injusta”.

“Espero una respuesta de Tabaré Vázquez, espero que muy pronto conversemos”, dijo Maduro en cadena obligatoria de radio y televisión.

El jefe de Estado venezolano indicó que si se convoca una plenaria del Mercosur, se presentará personalmente para defender a su país, debido a que los “han juzgado” y “declarado culpable” sin permitirles un “derecho a la defensa”.

Asimismo, reiteró que “nadie” los va a sacar del bloque regional y que acudirán a todas las instancias internacionales para apelar la decisión que los deja sin voto en el Mercosur.

“Han obrado de manera injusta, desproporcionada, ilegal, muy injusta y muy ilegal”, dijo refiriéndose a los gobiernos de Uruguay, Brasil, Paraguay y Argentina, y reiteró que su país ha cumplido con el 95% de la normativa del Mercosur.

El mandatario venezolano insistió en que desde la “triple alianza” (Paraguay, Brasil y Argentina) se le está dando un golpe de Estado a su país, ya que, según dijo, se trata de una “decisión ideológica”.

“Le impusieron al presidente Tabaré, con mentiras, este golpe de Estado de la triple alianza contra Venezuela”, dijo.

La Cancillería paraguaya aseguró el viernes que había comunicado a la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, la decisión de los cuatro miembros fundadores del bloque regional (Paraguay, Brasil, Argentina y Uruguay) de suspender los derechos de Venezuela tras haber incumplido las obligaciones asumidas en el Protocolo de Adhesión.

Posteriormente, la canciller venezolana aseguró que su país no había sido notificado de la suspensión de sus “derechos inherentes” como Estado parte del Mercosur y calificó la decisión como “un golpe de Estado”.

Sin embargo, ayer Maduro indicó que les llegó un documento “firmado por unos embajadores” sobre esta decisión.

ROUSSEFF CRITICA

La expresidenta de Brasil Dilma Rousseff afirmó ayer, tras la decisión anunciada este viernes de suspender a Venezuela del Mercosur, que el apoyo del actual Gobierno brasileño a esta medida muestra su “pequeñez” frente a las actuales necesidades de América Latina.

“La medida muestra la pequeñez del Gobierno de Brasil frente a las exigencias de América Latina”, afirmó Rousseff por medio de un comunicado divulgado este sábado en su página web.