•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La canciller alemana Angela Merkel calificó este martes de vergonzosa la incapacidad de la comunidad internacional de ayudar a la ciudad siria de Alepo.

"Alepo es una vergüenza (...), es una vergüenza que no hayamos logrado establecer corredores humanitarios, pero debemos seguir luchando", dijo.

"El combate contra la amenaza asimétrica del terrorismo islamista debería librarse en común (...), pero en lugar de eso Rusia e Irán apoyan al régimen [de Bashar al] Asad en su actuación brutal contra su propia población", lamentó durante el congreso de su partido, que debe aprobar su candidatura para un cuarto mandato en 2017.

Merkel también criticó a la sociedad civil de su país que no se moviliza ante el sufrimiento de la población siria y prefiere llenar las calles para denunciar "un proyecto de acuerdo de libre comercio con Estados Unidos", el TTIP, contra el que decenas de miles de alemanes manifestaron en los últimos años.

La situación en Alepo, donde las fuerzas gubernamentales retomaron una gran parte de los barrios rebeldes, vuelve a suscitar tensiones diplomáticas.

Rusia acusó este martes a Estados Unidos de haber anulado las conversaciones sobre Alepo que expertos de ambos países debían mantener el miércoles en Ginebra.