•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un joven de 22 años fue condenado ayer a 30 años de prisión por planear un atentado para matar a empleados del Gobierno durante el discurso anual del presidente de EE. UU., Barack Obama ante el Congreso en 2015, informó el Departamento de Justicia. Christopher Lee Cornell, de Green Township (Ohio), se había declarado culpable de diseñar un complot e intentar cometer un ataque en nombre del grupo terrorista Estado Islámico (EI) durante el discurso del Estado de la Unión que pronunció Obama en enero de 2015, señaló el Departamento de Justicia en un comunicado.

El sujeto había admitido el 1 de agosto estas acusaciones y la sentencia fue anunciada ayer por la jueza federal del distrito de Ohio Sandra Beckwith, que también ordenó que Cornell sea objeto a supervisión el resto de su vida una vez salga de prisión.

"Cornell planeó cometer su acto de violencia como un ataque simbólico contra Estados Unidos en su conjunto", declaró en el comunicado el abogado del Gobierno en el distrito de Ohio Benjamin Glassman, quien agregó que "la gravedad de este crimen es evidente".

Los delitos por los que el individuo fue condenado son los de intento de asesinato de funcionarios de EE. UU., ofrecimiento de apoyo material a una organización terrorista y un tercer cargo relacionado con la tenencia de armas de fuego.

"Intentar matar a otra persona es un crimen lo suficientemente horrible y justifica una sentencia significativa, pero esto era más que eso, Cornell quería infligir dolor en el espíritu de todo el país y aterrorizar a sus dirigentes", agregó.

Según el acuerdo de admisión de culpabilidad al que se llegó con él, Cornell planeó entre agosto de 2014 y enero de 2015 un viaje a Washington para cometer un atentado en el Capitolio.