•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Ocho muertos y 614 familias damnificadas es el saldo provisorio en el inicio de la época de lluvias que arrancó en noviembre, a causa principalmente del desborde de ríos, informó este miércoles el gobierno.

"Tenemos que lamentar la muerte de ocho personas provocada por tormentas eléctricas y riadas causadas por las precipitaciones pluviales en varias regiones del país", según el viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, citado por la agencia oficial ABI.

A causa de las riadas cuatro personas perecieron en el poblado de Tomina (sudeste del país), otras tres en Tiquipaya y Villa Tunari (centro) y una en la localidad aurífera de Tipuani (noroeste), según el reporte.

Además, 614 familias fueron afectadas por los desbordes de ríos a causa de las intensas lluvias, de acuerdo a Cabrera.

La época de lluvias suele prolongarse desde noviembre hasta marzo en Bolivia, que está saliendo de una de las peores sequías de su historia que llevó a drásticos racionamientos de agua potable en siete de las principales ciudades.