•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, seleccionó hoy a Terry Branstad, gobernador republicano del estado de Iowa, para ser el próximo embajador estadounidense en China, según confirmaron fuentes oficiales. Branstad "tiene décadas de experiencia en el servicio público y una larga relación con el presidente Xi Jinping y otros líderes chinos, lo que le convierte en una elección ideal para ser embajador en China", afirmó Trump en un comunicado.

El gobernante electo agregó que Branstad ha desarrollado "exitosamente estrechos vínculos con China" como gobernador de Iowa.

El mismo comunicado recoge declaraciones de Branstad aceptando el encargo y dice que ha conocido al presidente chino "por muchos años" y lo considera un "viejo amigo".

El gobernador de Iowa ha encabezado seis misiones comerciales a China desde que está al frente de ese estado (desde 1983 hasta 1999 y desde 2011 hasta hoy).

Lea: Las consultas de Donald Trump para Barack Obama 

De ser confirmado por el Senado, la elección de Branstad supondría un gesto positivo hacia Pekín después de que Trump hablara por teléfono con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen.

El pasado viernes, Tsai telefoneó a Trump para felicitarlo por su éxito en las elecciones y ambos mantuvieron una conversación de unos diez minutos, lo que supuso el primer contacto formal de alto nivel entre Estados Unidos y Taiwán en casi 40 años. China, que es el principal socio comercial de EE.UU., considera a la isla de Taiwán una provincia "rebelde" y parte del territorio bajo su soberanía, por lo que el diálogo de Trump originó una protesta formal del Gobierno chino ante Washington, al tiempo que generó altas expectativas en Taiwán.

Trump atacó repetidamente a China en la campaña electoral y en un par de tuits este domingo también arremetió contra sus políticas comerciales y monetarias, así como contra sus reivindicaciones territoriales en el Mar del Sur de China, además de amenazar con imponer aranceles de hasta un 45 por ciento a los productos chinos si Pekín no "se comporta".

Branstad se reunió con Trump en Nueva York el martes y emitió una declaración por escrito diciendo que había disfrutado de una "conversación muy cordial" con el presidente electo y que habían hablado sobre la transición y la próxima Administración.

El gobernador de Iowa fue uno de los republicanos más activos en apoyar al magnate durante su campaña, y su hijo, Eric, fue quien dirigió la misma en ese estado, uno de los más disputados y en el que el magnate se impuso a su rival demócrata, Hillary Clinton.

También: Steven Mnuchin: a cargo de cumplir las promesas de Trump