EFE
  • Roma, Italia |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Paolo Gentiloni, que sustituirá como primer ministro al dimisionario Matteo Renzi, ha comenzado con las consultas para la formación de un nuevo Gobierno en Italia que ponga fin a la crisis política del país.

El hasta ahora ministro de Exteriores recibió ayer el encargo de formar un Gobierno por parte del presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, tras la dimisión de Renzi por el fracaso que obtuvo en el referéndum del 4 de diciembre sobre la reforma constitucional.

Gentiloni, que ha aceptado el cargo "con reservas" hasta que jure el puesto, realizará ayer las primeras consultas en la Cámara de los Diputados de Italia con el objetivo de trazar una ruta y determinar los ministros que formarán parte de su nuevo Ejecutivo, informaron los medios locales.

En los próximos días deberá determinar la lista de nombres que permanecerán a su lado en esta nueva etapa y también jurará el cargo con la intención de que el país tenga cuanto antes un Gobierno que asuma compromisos nacionales e internacionales.

Ya lo avisó Mattarella al término de las consultas, dijo que quería para Italia "un Gobierno lo antes posible", y solo 18 horas después encargó esta tarea a Gentiloni, considerado una figura muy cercana a Renzi.

DESAFÍOS

Entre las cuestiones que deberá gestionar el nuevo Ejecutivo se encuentran la de impulsar una ley electoral que permita celebrar comicios en el país, asistir a los damnificados por los terremotos que este año azotaron Italia u organizar citas internacionales como la cumbre del G7 de mayo en la ciudad siciliana de Taormina. También deberá atender la delicada situación en la que se encuentra el banco toscano Monte dei Paschi di Siena, ahogado en una dilatada cartera de créditos morosos e inmerso en un proceso de ampliación de capital de 5.000 millones de euros. El consejo de administración de la entidad se reunió el viernes y está reunido de nuevo hoy para valorar la situación, después de haber pedido una prórroga al Banco Central Europeo (BCE) para ampliar el plazo -que concluye a finales de diciembre- para captar inversión privada para recapitalizarse.

Esta moratoria habría sido rechazada por el BCE, según informaciones no confirmadas oficialmente pero que el pasado viernes sembraron el pánico en la Bolsa de Milán y provocaron que el MPS se desplomara un 10,55 %.

Paolo Gentiloni, es el nuevo primer ministro encargado de formar Gobierno en el país, después de que Matteo Renzi presentara su renuncia por el fracaso en el referéndum del 4 de diciembre.

Gentiloni, 62 años, ha sido considerado un hombre muy próximo a Renzi durante su periodo en el Ejecutivo y uno de los candidatos que ha barajado en los últimos días el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, para gestionar el nuevo Gobierno en Italia por su perfil con carácter internacional.

Exministro de Comunicaciones durante el Gobierno de Romano Prodi, es uno de los principales dirigentes del Partido Demócrata (PD), en el Gobierno, de cuyo grupo de fundadores forma parte.