• La Paz, Bolivia |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) decidió este sábado que el mandatario Evo Morales sea nuevamente candidato presidencial en las elecciones de Bolivia de 2019, pese a estar inhabilitado legalmente tras los resultados de un referendo de febrero pasado.

Morales, en el poder desde 2006, aceptó su postulación a un cuarto mandato.

“Si el pueblo lo decide, Evo sigue. Ningún problema. Vamos a ir a derrotar a la derecha. Tantas veces hemos derrotado a la derecha. Tenemos confianza en los movimientos sociales”, dijo el mandatario luego de la votación unánime del MAS en su congreso celebrado en Montero, en el este del país.

El congreso partidario recomendó “cuatro alternativas legales para habilitar esa candidatura dentro de la vía constitucional”, explicó un dirigente sindical al dar lectura a las conclusiones, ya que por ahora, Morales tiene mandato hasta el 22 enero de 2020.

La primera sugerencia es una reforma parcial de la Constitución Política a través de una iniciativa ciudadana con la recolección de firmas equivalentes al 20% del padrón electoral.

El segundo camino hace referencia a una reforma constitucional que permita la reelección de las autoridades por más de un período de manera continua.