•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una explosión en el mercado de juegos pirotécnicos de Tultepec, el mayor de México, dejó al menos nueve muertos y 70 heridos, mientras el lugar quedó convertido en un amasijo de fierros calcinados entre los cuales los socorristas buscaban más vícitmas.

La explosión en este mercado, conocido como San Pablito y localizado en un suburbio de Ciudad de México, se registró alrededor de las 14h50 (20h50) en momentos en que el sitio registraba gran actividad con gente comprando fuegos artificiales para las fiestas decembrinas.

"En un conteo preliminar se tienen 70 lesionados que son canalizados a los diversos nosocomios y 9 personas fallecidas", informó la Policía Federal en su cuenta de Twitter.

El director nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, reconoció a la cadena Televisa que el estallido dejó un número indeterminado de fallecidos y que había heridos "en estado delicado".

La mayoría de los heridos presenta quemaduras en varias partes del cuerpo y en algunos casos fue necesario realizar traslados por vía aérea, además de que se busca a varias personas reportadas como desaparecidas.

"Se empezó a escuchar las detonaciones y pensamos que era un polvorín (taller de fabricación de piroctécnia) cercano", contó a la AFP Alejandra Pretel, vecina del mercado.

Pero después de cinco minutos se dieron cuenta que era el mercado. "Mis vecinos dicen que se sentía como que estaba temblando, yo no me di cuenta porque salí corriendo", cuenta Pretel.

Unas tres horas después de la explosión se había logrado controlar la deflagración y los cuerpos de emergencia buscaban a más víctimas entre un amasijo de láminas y techos calcinados y retorcidos.

Se escuchaban aún pequeñas explosiones en el sitio, pero según autoridades de protección civil eran deflagraciones controladas para que se consuma la pólvora en algunos de lo más de 300 puestos que componen este enorme mercado.

Solo escombros

En imágenes de la cadena Televisa del momento del incidente se observaba una serie de explosiones multicolores que provocan un enorme hongo de humo que cubre una gran extensión de terreno.

"El mercado en su totalidad desapareció", añadió Puente al detallar que varias viviendas cercanas a la zona y automóviles resultaron dañados por la deflagración.

"Mis condolencias a los familiares de quienes perdieron la vida en este accidente y mis deseos de pronta recuperación para los lesionados", escribió de su lado el presidente Enrique Peña Nieto en Twitter.

Televisoras locales mostraron imágenes de un amplio terreno sembrado de escombros calcinados y rodeado de ambulancias y camiones de bomberos.

Hasta el lugar también llegaron elementos del Ejército mexicano, la autoridad encargada de entregar los permisos de venta de pirotecnia, además de equipos de emergencia de las entidades vecinas para trasladar a los heridos por vía terrestre y con helicópteros.

Las autoridades investigan la causa de la deflagración, que pudo ser un mal manejo de la pólvora, situación que años atrás ha desatado grandes explosiones.

El 15 de septiembre de 2005, cuando también se comerciaban grandes cantidades de juegos artificiales por la fiesta de Independencia, un incendio y explosiones consumieron el mercado en su totalidad. Al año siguiente, otro accidente destruyó más de 200 puestos.