•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Donald Trump nombró este jueves a su exdirectora de campaña Kellyanne Conway, reconocida por su decisivo papel en la elección del republicano, en el cargo de asesora del presidente en la Casa Blanca.

"Kellyanne Conway es una asesora y estratega de confianza, que jugó un papel determinante en la victoria", afirmó Donald Trump en un comunicado. "Defiende sin descanso y con tenacidad mi programa y sabe comunicar muy bien de manera eficaz nuestro mensaje".

A los 49 años, es la primera directora de campaña de la historia de Estados Unidos cuyo candidato logró vencer.

"La victoria del presidente electo el 8 de noviembre también rompió el techo de cristal para las mujeres", subraya el comunicado, en una provocación a la demócrata Hillary Clinton, que durante la campaña prometió "quebrar el techo de cristal" y convertirse en la primera presidenta de Estados Unidos.

Conway "conservará en la Casa Blanca su papel de asesora cercana del presidente y trabajará con altos funcionarios para aprobar y aplicar eficazmente las prioridades legislativas y las iniciativas de la administración", explica el comunicado.

Este jueves, poco después de conocerse su nombramiento, Conway dijo a la cadena de televisión CNN que su rol en la Casa Blanca "probablemente estará relacionada a las comunicaciones, análisis de datos y estrategia".

A su vez, en declaraciones a la red MCNBC, Conway dijo que posiblemente su prioridad será "hacer lo que he estado haciendo, ser una asesora discreta" del presidente electo, al que definió como "un comunicador brillante".

Con experiencia previa en sondeos y consultoría política, Conway asumió la responsabilidad de conducir la campaña de Trump ante la salida del anterior estratega, Corey Lewandowski, quien enfrentaba denuncias por maltrato de periodistas mujeres.

Conway se convirtió en una pieza fundamental en la consolidación de la campaña y la reaproximación de Trump con los pesos pesados del Partido Republicano, muchos de los cuales le habían dado la espalda.

Después de la elección Conway pasó a desempeñar un papel central en la construcción del nuevo gabinete presidencial.