•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo ayer que aprobó los recursos para dotar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) "de la más moderna tecnología" rusa y china y anunció que el 14 de enero realizará ejercicios militares porque "nadie respeta a los débiles".

"Anuncio que he autorizado los recursos suficientes, gracias a Dios los tenemos, para dotar de la más moderna tecnología mundial, gracias a China y a Rusia, y de las más modernas armas a todos los combatientes de la fuerza de acción especial, a todos los grupos especiales y a todas las tropas de acción rápida de la FANB", dijo.

El presidente hizo el anuncio durante el acto de salutación de fin de año de la FANB en el estado Carabobo (centro) transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, en el que anunció que "muy pronto" el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, viajará a Rusia "a cerrar acuerdos" y "traer la tecnología y las armas más modernas del mundo".

Indicó que las "fuerzas especiales se están preparando para combatir a las amenazas que se ciernen sobre Venezuela y señaló que en la actualidad hay dos lacras" que combatir la lacra del paramilitarismo colombiano y la lacra que es el paramilitarismo de la derecha" que asegura se encuentran en la oposición venezolana.

Comentó que la "revolución bolivariana" se encuentra "preparando una serie de ejercicios militares" y que dio la orden para hacer esa actividad el próximo 14 de enero "con un despliegue nacional de fuerzas militares, de fuerzas milicianas y de fuerzas populares".

"A buen entendedor pocas palabras, nadie respeta a los débiles en el mundo de hoy, hay quienes pretenden mancillar la soberanía y la independencia de Suramérica, hay quienes pretenden seguir amenazando a los pueblos y entregar nuestra patria a fuerzas extranjeras, ¡no!", señaló.

Aseguró, en este punto, que tiene "fe absoluta en la conciencia patriótica de los pueblos suramericanos".

"Desde Venezuela digo: '2016 ha sido el año más duro que ha vivido la revolución bolivariana, pero ha sido el año en que hemos demostrado que estamos forjados como está forjado el acero de la historia'", agregó.

El lunes pasado Maduro pidió al "pueblo de Colombia y a los pueblos de Suramérica" sacar a la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN) de la región y dijo que el subcontinente es un "territorio libre de alianzas militares".

"Vamos a sacar a la OTAN de aquí, llamo al pueblo colombiano y a los  pueblos de Suramérica y Venezuela a luchar contra la OTAN, no a la OTAN para Suramérica, ya basta, sus guerras bien lejos de aquí", dijo durante su programa de radio "La hora de la salsa".

Venezuela cerrará 2016 como el segundo país más inseguro del planeta tras El Salvador, al registrar una tasa de muertes violentas diez veces mayor al promedio mundial, según un informe presentado este miércoles por una ONG.

UN PAÍS VIOLENTO

El país petrolero culminará el año con 28,479 muertes violentas, con una tasa de 91.8 por cada 100,000 habitantes, señaló el estudio anual del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV). El promedio mundial es de 8.9 por cada 100,000.

"2016 ha sido particularmente violento", alertó en rueda de prensa Roberto Briceño León, director del OVV, sosteniendo que solamente El Salvador tiene mayores niveles de asesinatos, con 103 por cada 100,000 habitantes.

Del total de muertes, 18,230 califican como homicidios, mientras que 5,281 se produjeron en enfrentamientos entre grupos delictivos y cuerpos de seguridad y 4,968 están en proceso de investigación.

De acuerdo con estimaciones de la ONG, el número de muertes violentas en Venezuela continúa incrementándose. Contabilizó 27,875 en 2015 (90 por cada 100,000 habitantes) y 24,980 en 2014 (82 por cada 100,000 habitantes).

Aún no han sido difundidas cifras oficiales de 2016, pero la Fiscalía reportó 17,778 homicidios en 2015 (58.1 por cada 100,000 habitantes).

El OVV, que también reporta un incremento en el linchamiento de presuntos delincuentes por parte de pobladores, indica que sufren los peores índices criminales tres estados centrales: Aragua (142 muertes violentas por cada 100,000 habitantes), Miranda (140) y Distrito Capital (138).