• Estambul, Turquía |
  • |
  • |
  • EFE

El alto el fuego general en Siria, negociado con mediación de Turquía y Rusia entre el régimen y los grupos rebeldes, no abarcará a grupos terroristas reconocidos como tales por Naciones Unidas, como es el caso del Estado Islámico (EI), informa hoy un comunicado del Gobierno turco.

“Fuera del acuerdo (del alto el fuego) quedan los grupos que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas acepta como organizaciones terroristas”, reza el comunicado, accesible en la web del Ministerio de Exteriores turco, que no menciona ningún grupo en concreto.

La lista de la ONU, actualizada el 12 de diciembre pasado, incluye el EI y también el Frente Al Nusra, pero no el Frente de Conquista de Levante, anunciado en julio pasado como nuevo nombre de este grupo salafista, derivado de Al Qaeda y miembro de importantes federaciones de milicias en el noroeste de Siria.

“Ambos bandos se comprometen en este acuerdo a parar los ataques armados, incluidos los ataques aéreos, y a no ampliar las regiones que tienen bajo control”, agrega la nota, que aclara que Turquía y Rusia apoyan el alto el fuego “en calidad de garantes”.

“Turquía y Rusia darán un fuerte apoyo a la tregua y harán juntos el seguimiento de ésta”, anuncia el texto. Ankara señala que ha jugado “un rol determinante” en la negociación, tanto de este acuerdo como el que se alcanzó este mes para poner fin a los combates en Alepo, y agrega que la finalidad es alcanzar una solución política para toda Siria acorde a la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, emitida en diciembre de 2015.

Turquía apoyará este proceso, en la esperanza de que “dentro de poco”, régimen y oposición sirios se reunirán en Astaná, la capital de Kazajistán, “bajo el patronazgo de los países garantes, para revivir de nuevo un proceso político bajo supervisión de Naciones Unidas”, concluye el comunicado.

ANUNCIO DE PUTIN

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció hoy la firma de un acuerdo de cese del fuego en todo el territorio de Siria entre el régimen de Bachar al Asad y la oposición armada del país árabe, tras lo que informó de la reducción de tropas rusas sobre el terreno.

Además del alto el fuego, Damasco y la oposición siria firmaron otro documento con medidas de control de dicho alto el fuego y una declaración por escrito en la que se comprometen a “iniciar negociaciones de paz para el arreglo” del conflicto, dijo Putin en una reunión con los ministros de Exteriores y Defensa.

“Los acuerdos alcanzados son, sin lugar a dudas, frágiles. Exigen una especial atención y vigilancia”, aseguró.

El jefe del Kremlin destacó que Rusia llevaba “mucho tiempo” esperando dicho acuerdo entre Damasco y la oposición siria, y que había trabajado muy duro para ello junto a Turquía y otros socios regionales.

Y recordó que recientemente Rusia, Turquía e Irán se comprometieron en Moscú a ejercer de “garantes” del cumplimiento de los acuerdos de paz en Siria. Al mismo tiempo, Putin anunció la reducción de la presencia militar rusa en Siria, donde los aviones rusos están presentes desde septiembre de 2015 y cuyo grueso ya había sido retirado en febrero pasado.