•  |
  •  |
  • AFP

La líder del partido israelí Kadima (centro), Tzipi Livni, rechazó de nuevo participar en un gobierno dirigido por el conservador Benjamin Netanyahu, durante una reunión mantenida hoy entre ambos. "Nuestra reunión concluyó sin acuerdo sobre las cuestiones esenciales", declaró Livni, tras una entrevista de una hora y media en Tel Aviv con Netanyahu, líder del Likud. "Apoyaré al gobierno que se forme en caso de necesidad, haremos una oposición responsable. Le apoyaremos para hacer frente a las amenazas contra Israel cuando haga falta", aseguró.

Netanyahu manifestó a la prensa que había hecho "todo lo posible para alcanzar la unidad porque es importante para afrontar los desafíos de seguridad y económicos de Israel". "A mi pesar", lamentó, "me encontré con un 'no ha lugar' categórico de Livni". "Antes de estas elecciones, prometí obrar en favor de la unidad y, en consecuencia, estaba dispuesto a ir muy lejos en el terreno de las concesiones", agregó Netanyahu, explicando que ofreció a Kadima dos de los tres ministerios claves de su gabinete (Defensa, Relaciones Exteriores y Finanzas).

De este modo, Netanyahu se ve obligado a formar un gobierno exclusivamente de "halcones" junto a los partidos religiosos y los ultraderechistas de Israel Beitenu. El líder del Likud (27 escaños) fue encargado por el presidente Shimon Peres de formar gobierno, como muy tarde el 3 de abril, para presentarlo al parlamento.