elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La Iglesia Católica cubana celebró la posibilidad de un diálogo entre Cuba y Estados Unidos, aunque afirmó que "siempre será más importante el diálogo nacional, porque Obama no es el diálogo para Cuba, ¿no cambiaremos Cuba para los cubanos?", señala la revista Palabra Nueva de la Arquidiócesis de La Habana, encabezada por el cardenal Jaime Ortega. De igual manera, se añade que "si se comienza por el diálogo con la Casa Blanca antes de un diálogo nacional, no está mal", porque "el orden de los factores no altera el producto final, salvo que se deseche algún factor", pues entonces no daría el resultado esperado.

En un artículo de opinión, bajo la firma del director laico Orlando Márquez, Palabra Nueva admite que con la nueva administración norteamericana y "lo que parece ser un nuevo discurso en Cuba" se debe esperar una aproximación. "Debemos esperar que sea así y hay muchos motivos para desear que sea así. Debemos exigir que sea así", explica la publicación en la que se citan las promesas electorales de Obama y las propuestas de diálogo del presidente Raúl Castro, al mando de Cuba desde que enfermó su hermano Fidel, en julio de 2006.

"El nuevo responsable de una nación, sea grande o pequeña, no puede actuar, únicamente, como guardián de la historia anterior", precisa el artículo en referencia a los dos nuevos presidentes y la historia de medio siglo de conflictos. "Hay que comenzar a hacer política desde la razón", y añadió que a pesar de esas disposiciones de diálogo "se escuchan alarmas de espanto -aquí y allá-", que son "atascos fantasmales de la guerra fría".

La Iglesia insta a Washington a pronunciarse, pues si bien Cuba no es una prioridad en su política exterior, "no debe ser ignorada: demasiado cercana; demasiado activa; demasiado influyente a nivel internacional y aún dentro del mismo Estados Unidos", acota el artículo.