• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • EFE

El Gobierno de Estados Unidos condenó hoy el "horrible" ataque contra una multitud que celebraba la fiesta de Año Nuevo en una conocida discoteca de Estambul y en el que murieron al menos 35 personas y 40 resultaron heridas.

"Estados Unidos condena en los términos más duros el terrorífico ataque terrorista en un club nocturno en Estambul, Turquía, que ha dejado decenas de muertos y muchos más heridos", afirmó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price, en un comunicado.

Para Estados Unidos, el hecho de que "tal atrocidad pudiera ser perpetrada sobre personas inocentes, muchas de las cuales estaban celebrando la Nochevieja, subraya el salvajismo de los atacantes".

En nombre del Gobierno de EEUU, Price ofreció sus condolencias a las familias y los seres queridos de las personas que fueron heridas y expresó su deseo de que los heridos se recuperen lo antes posible.

Al mismo tiempo, Price reafirmó el "apoyo" de Estados Unidos a Turquía, país socio en la lucha contra "todas las formas de terrorismo" y un importante socio de Washington en la OTAN, alianza a la que Turquía pertenece desde 1952.

Además, Estados Unidos se mantendrá en "estrecho contacto" con las autoridades turcas durante la investigación del ataque, dijo en otro comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner.

"Estos ataques sólo refuerzan nuestra firme determinación de trabajar con el Gobierno de Turquía para combatir el flagelo del terrorismo", añadió Toner.

El ataque que se produjo a las 01.30 hora local de Estambul (22.30 GMT) en el club Reina, situado en la orilla del Bósforo, un conocido lugar de ocio de la alta sociedad de Estambul y frecuentado por celebridades, futbolistas y empresarios.

Las primeras informaciones indicaba que eran tres los atacantes, pero los datos posterior del diario Hürriyet apuntan a un único tirador, posiblemente disfrazado de Papá Noel.