• Ciudad del Vaicano |
  • |
  • |
  • EFE

El papa Francisco condenó hoy el atentado en Estambul, en el que murieron 39 personas, y criticó "la plaga del terrorismo y esa mancha de sangre que envuelve el mundo con una sombra de miedo y de pérdida".

"Por desgracia, la violencia ha golpeado también esta noche de celebración y esperanza. Con profundo dolor, expreso mi cercanía al pueblo turco, rezo por las numerosas víctimas y los heridos, y por toda la nación en luto", dijo el papa tras el rezo del Ángelus.


"Pido al Señor que apoye a todos los hombres de buena voluntad que hacen frente a la plaga del terrorismo y a esa mancha de sangre que envuelve el mundo con una sombra de miedo y de pérdida", agregó.

Jorge Bergoglio pronunció estas palabras desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano y ante 50.000 fieles, según cifras facilitadas por la Gendarmería vaticana, que se congregaron en la Plaza de San Pedro en el día en el que la Iglesia celebra Jornada Mundial de la Paz.


Francisco destacó que la paz se construye "diciendo 'no', con hechos, al odio y a la violencia y 'sí' a la fraternidad y a la reconciliación", y subrayó que "este año será bueno en la medida en la que cada uno de nosotros, con la ayuda de Dios, trate de hacer el bien día tras día".

"Hace 50 años, el beato papa Pablo VI inició a celebrar en esta fecha la Jornada Mundial de la Paz para reforzar un esfuerzo común dirigido a construir un mundo pacífico y fraterno", recordó.

"En el mensaje de este año, he propuesto asumir la no violencia como estilo para una política de paz", añadió.


El atentado terrorista se produjo a la 01.30 hora local (22.30 GMT) contra el club Reina, situado a las orillas del Bósforo, durante una fiesta de celebración de Fin de Año.

El ataque ha causado al menos 39 muertos, 16 de ellos de extranjeros, y 69 heridos.

En el ataque contra el club nocturno "Reina" de Estambul anoche murieron ciudadanos de varios países árabes como Arabia Saudí, Libia, Líbano, Marruecos y Túnez.

Así lo confirmó hoy la ministra turca de Asuntos Sociales, Fatma Betül Sayan Kaya, tras una visita a una clínica en la que se encuentran numerosos afectados por este atentado.

Por otra parte, fuentes diplomáticas confirmaron a Efe en Estambul que por el momento no se sabe nada de ciudadanos latinoamericanos entre los muertos y heridos en el ataque.

Egipto, Baréin, Kuwait, el Líbano y Emiratos Árabes Unidos condenaron hoy el atentado en Estambul contra la discoteca Reina, en el que murieron 39 personas, y presentaron sus condolencias a las familias de las víctimas.