• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Las cadenas internacionales de noticias han identificado ya a dos de las cinco víctimas del ataque armado ayer en el aeropuerto de Fort Lauderdale, Florida, que lo habría cometido el exmilitar Esteban Santiago Ruiz.

La primera de las víctimas identificadas es Terry Andres, de 62 años, quien planeaba ir de vacaciones con su esposa.

La segunda víctima es Olga Woltering, una mujer que también pensaba vacacionar en este comienzo de año.

La información ha sido divulgada por medios de noticias de Estados Unidos y por periodistas en sus cuentas personales de Twitter, entre ellos Jake Tapper, de la cadena CNN.

El periodista Tapper publicó dos tuits para confirmar a las dos víctimas.

En el primer tuit identifica a Woltering, con una fotografía de ella junto a su esposo.

Y en el segundo señala a Andres, con una imagen en solitario.

Investigación

La mañana del domingo hubo una conferencia de prensa en el aeropuerto y se informó que los muertos por el ataque son cinco y los heridos seis, quienes están hospitalizados.

La terminal aérea de Fort Lauderdale empezó a funcionar normalmente esta mañana.

Las autoridades indican que Santiago actuó con todo propósito en su ataque y no se descarta un vínculo terrorista.

El exmilitar habría estado bajo tratamiento médico.

El sheriff de Broward, Scott Israel (i), habla junto al gobernador de la Florida, Rick Scott (c-d), en conferencia de prensa.El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se declaró consternado por el ataque armado, mientras que el mandatario electo, Donald Trump, pidió fortaleza a los familiares de las víctimas.

El suceso ha abierto también un nuevo debate sobre el uso de armas en Estados Unidos, Obama criticó la actual política permisiva con el acceso a las armas.

AFP analiza

La agencia de noticias AFP dio a conocer hoy que la legislación estadounidense autoriza a los pasajeros a transportar sus armas con la condición de que vayan en la bodega del avión y descargadas.

Agregó que los pasajeros deben informar de ello al agente de la compañía aérea en el momento de la facturación y rellenar un formulario. Las normas de la Transportation Security Administration (TSA), la autoridad de transportes, establecen que las armas deben estar en un estuche rígido y cerrado con llave.

Las municiones también pueden transportarse, igualmente con la condición de que vayan bajo llave. Y en ningún caso se pueden llevar en cabina ni las armas ni las municiones.

No obstante, en muchas ocasiones los viajeros se presentan en los controles de seguridad con armas en su equipaje de mano.

Por ejemplo, en 2015 los agentes de la TSA encontraron 2.653 armas de fuego en los controles de seguridad.

La última semana de diciembre se incautaron 53 armas de fuego en los aeropuertos estadounidenses, de las que 42 estaban cargadas, según la TSA.