•  |
  •  |
  • AFP

El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, rindió hoy un homenaje a un poco más de 3, 700 efectivos quienes, distribuidos en 11 batallones, permanecieron en Irak durante seis meses para apoyar la ocupación comandada por Estados Unidos en aquel país. El homenaje se realizó en el Estadio Jorge "Mágico" González, donde estuvieron presentes familiares de los militares y autoridades locales. "Al finalizar nuestra misión histórica humanitaria nos llena de orgullo haber realizado una gran cantidad de proyectos", explicó Saca en referencia a las tareas cumplidas en las áreas de salud, educación y restablecimiento de servicios de agua potable. Además, destacó las actividades de "reconstrucción y estabilización" que realizaron en las ciudades iraquíes de Nayaf, Diwaniya, Al Hilla y Al Kut.

Durante el acto, Saca pidió un minuto de silencio en honor a los cinco militares salvadoreños muertos en Irak, donde además hubo una veintena de soldados heridos. Por acuerdo con Estados Unidos, El Salvador envió contingentes a Irak en agosto de 2003. Dos meses después quedaron al amparo de la resolución 1546 del Consejo de Seguridad de la ONU, que otorgó al gobierno provisional iraquí plenas funciones. La nación salvadoreña fue la única en Latinoamérica que se quedó en Irak hasta el final del mandato de la ONU, que expiró el 31 de diciembre de 2008.