Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Robert Mugabe aseguró ayer sábado que seguía “a la cabeza” de Zimbabue aunque comparta el poder con su rival Morgan Tsvangirai, ante miles de seguidores que festejaban a lo grande su 85 cumpleaños en un país hambriento, arruinado y afectado por el cólera. Además, el jefe del Estado, que dirige Zimbabue desde su independencia en 1980, se mostró inflexible sobre la reforma agraria lanzada en el 2000, a pesar de que ha arruinado la agricultura. “Quiero que esto se sepa porque algunos de ustedes piensan que ya no estamos en el poder: según este acuerdo (de reparto del poder) tenemos un gobierno ampliado con un presidente a la cabeza, seguido de dos vicepresidentes, después el primer ministro Tsvangirai y dos viceprimeros ministros”, dijo Mugabe a la muchedumbre congregada en Chinhoyi (noroeste de Harare).Mugabe y el líder de la oposición convertido ahora en primer ministro, Morgan Tsvangirai, formaron un gobierno de unidad tras el período de parálisis institucional que siguió a las elecciones.

El presidente estimó que el gobierno de unidad permitiría sacar al país de la crisis económica en la que se encuentra sumido. “Esperamos conseguir, con esta cooperación, mejorar sensiblemente la situación económica”, afirmó.