Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Tres soldados heridos dejó un choque entre una patrulla militar y guerrilleros de Sendero Luminoso en un valle cocalero del sureste de Perú, informó ayer sábado el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

El enfrentamiento provocó además “bajas entre los delincuentes narcoterroristas”, señaló la autoridad militar en un comunicado que no precisa la cifra de heridos o muertos entre los rebeldes armados.

El incidente se registró el viernes en el valle de los ríos Apurímac y Ene, una zona dominada por remanentes de Sendero Luminoso (maoísta) en alianza con grupos del narcotráfico, según las autoridades peruanas.

El comunicado destacó que las fuerzas armadas conquistaron una posición importante en el cerro Tincuya, lugar desde donde los senderistas atacaban a patrullas y a los helicópteros MI-17 que sobrevuelan la zona.

El valle Apurímac-Ene es escenario desde agosto pasado de una ofensiva militar contra las columnas de Sendero Luminoso que operan ahí y que tienen su base principal en la agreste zona de Vizcatán, dentro del valle.

El Comando Conjunto de las Fuerza Armadas anunció también que dará atención médica a los rebeldes heridos durante las acciones militares. Para ello exhortó a los jefes de Sendero Luminoso a permitir atender “a su personal herido”.

La autoridad militar resaltó que “algunos de estos heridos (senderistas) son ultimados por sus mandos para, según ellos, evitar los interrogatorios y así preservar su clandestinidad”.