•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un palestino murió hoy por disparos de agentes israelíes durante unos disturbios y choques entre la población local y la Guardia de Fronteras israelí en el pueblo de Tuqu, en el área de Belén (Cisjordania ocupada).

El joven de 18 años Qusay Hasda al Umur recibió al menos dos impactos de bala en la parte superior del torso y su muerte fue confirmada por el equipo médico del hospital de Bet Yala, ciudad hermana de Belén, informó a Efe un representante de la Media Luna Roja Palestina, Abed Manasra.

Según explicó a Efe una portavoz del Ejército israelí, "cientos de alborotadores lanzaron piedras contra efectivos de la Guardia de Frontera. Estos, con el objetivo de dispersar a la multitud, dispararon munición del calibre 22, que resultó en la muerte de uno de los instigadores".

La agencia de noticias palestina Maan aseguró que las fuerzas israelíes retuvieron a Al Umur durante un período indefinido de tiempo antes de entregarlo a los servicios de emergencia.

Agregó que se desconoce si el joven ya estaba muerto cuando los uniformados se lo llevaron o si murió bajo su custodia.

Otras cuatro personas resultaron heridas durante los enfrentamientos.

El incidente se enmarca en la ola de violencia que se inició en la región en octubre de 2015 y que deja hasta la fecha 247 palestinos y un jordano muertos, más de dos tercios de ellos al cometer ataques o presuntos ataques contra israelíes.

Además, 42 israelíes y cuatro personas de otra nacionalidad han perecido víctimas de esos ataques.