elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Al menos ocho presuntos rebeldes murieron en dos ataques con misiles, al parecer estadounidenses, sobre el noroeste de Pakistán, cerca de la frontera afgana. "Dos misiles disparados por supuestos aviones sin piloto estadounidenses cayeron sobre un complejo en Sararogha, en la zona tribal de Waziristán del Sur, matando a por lo menos ocho supuestos militantes" rebeldes, informó un responsable de seguridad.

De ser confirmado el origen del misil, se trataría del cuarto ataque realizado por un avión sin piloto estadounidense desde la toma de posesión del presidente Barack Obama. Un supuesto ataque estadounidense similar destruyó el 16 de febrero un campo de los talibanes afganos y mató a 26 personas en la región tribal de Kurram, en el noroeste de Pakistán.

En Waziristán del Sur, región, fronteriza con Afganistán, están presentes rebeldes talibanes y de Al Qaida. "Se trata de un santuario talibán, que fue destrozado en el ataque", añadió otro responsable de seguridad, quien agregó que "entre los muertos en el ataque se encuentran posiblemente algunos extranjeros".

Pakistán es un aliado clave de Estados Unidos en su "guerra contra el terrorismo". Pero este tipo de ataques han fomentado sentimientos anti-estadounidenses en Pakistán, en particular en la región tribal en la que se encuentran los santuarios de Al Qaida y de los talibanes, según un comunicado de la Casa Blanca. Centenares de talibanes y de rebeldes de Al Qaida se refugiaron en las zonas tribunal tras la invasión de Afganistán liderada por Estados Unidos que derrocó al régimen talibán a finales de 2001.