elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Autoridades médicas de Costa Rica revelaron los maltratos que sufren los pacientes con retardo mental a manos de sus propios compañeros en el Hospital Psiquiátrico de la capital. Álvaro Hernández, jefe de servicios médicos del centro hospitalario, declaró que dentro del centro asistencial ocurren violaciones, robos y trasiego de drogas. "Es un asunto muy grave y, lamentablemente, es poco lo que podemos hacer" reconoció Hernández, quien también añadió que las violaciones ocurren tanto en hombres como en mujeres que sufren problemas mentales.

Quienes cometen estos delitos son pacientes sentenciados por incendios, violaciones, robos, lesiones graves y hasta asesinatos, pero fueron enviados a tratamiento psicológico por decisión de la justicia tras advertir problemas mentales durante el proceso. Según Hernández, esos pacientes también amenazan de muerte al personal médico y administrativo del lugar. Algunos de ellos se mantienen en el hospital por periodos de entre 15 y 20 años o más, en vez de que las autoridades judiciales ordenen su envío a una cárcel.

Hernández admitió que familiares de los afectados han denunciado la situación ante las autoridades médicas, y lamentan que pacientes con retardo mental deban compartir el lugar con personas condenadas por delitos comunes. A modo de ejemplo, el galeno citó el caso de un joven de 17 años, quien es acusado de 50 delitos, entre ellos violaciones y robo, el cual deberá convivir con niños con trastornos siquiátricos. Las autoridades judiciales enviaron a este enfermo para que reciba tratamiento.