•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

 La ola de frío que afecta a toda España, con temperaturas mínimas de hasta 12 grados bajo cero, provocó una insólita nevada en la siempre templada costa mediterránea y algunas de sus playas aparecieron hoy con un manto blanco.

Las nevadas provocaron cortes en carreteras del norte y este de España, tanto de la red principal como secundaria, así como la prohibición del tráfico de camiones y autobuses en la autopista del Mediterráneo AP-7, informó hoy la Dirección General de Tráfico (DGT).

Murcia (sureste), una de las provincias con temperaturas más templadas de España y con menos precipitaciones, hoy está azotada por la nieve, con numerosas carreteras cortadas.

Lo mismo ocurre en las islas Baleares, donde las placas de hielo formadas durante la pasada madrugada provocaron el cierre de diversas vías de la isla.

La nieve también dejó hoy sin clase a 28.000 alumnos de 14 municipios de la región de Valencia.

Varias localidades de Valencia y Alicante, algunas de las provincias más turísticas de España por su clima templado, aparecieron hoy con la mayor nevada en casi un siglo (desde 1926) y un llamativo manto blanco de varios centímetros cubrió el paisaje.

El temporal de frío está provocando una sucesión de estampas inéditas en localidades costeras, como Torrevieja, Denia o Jávea, donde la nieve llegó de forma casi inédita hasta sus playas.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para mañana la fase más intensa del frío en Valencia y activó la alerta roja (riesgo extremo) por nevadas en zonas del interior y el litoral norte de Alicante, y en el interior sur de la provincia de Valencia.

El intenso frío que afecta a toda España, excepto a las islas Canarias (Atlántico), activó los dispositivos y protocolos para atender y proteger a las personas más vulnerables, muchas de ellas sin casas.

Las bajas temperaturas que se registran en el país también repercutirá en el consumo eléctrico, y para hoy espera un pico máximo de demanda que no se registraba desde el invierno de 2012, según las previsiones de la empresa pública Red Eléctrica de España (REE).