•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, anunció hoy que había seleccionado al exgobernador de Georgia Sonny Perdue como nuevo secretario de Agricultura, el último nombramiento que le quedaba por completar en su futuro gabinete.

El nombramiento, que figuraba como favorito entre las apuestas de los medios de comunicación en los últimos días, cierra más de dos meses de gestiones de Trump para formar su equipo que comenzaron con las primeras designaciones realizadas el 13 de noviembre.

En un comunicado oficial difundido hoy por el Equipo de Transición Presidencial, Trump destacó de Perdue ha ocupado “toda su vida entendiendo y resolviendo los retos” de los productores agrícolas de su estado.

Como exgobernador de un estado que produce miles de millones en productos agrícolas cada año, Sonny Perdue ha adoptado políticas bajo las cuales los agricultores de Georgia han prosperado, y está listo para generar el mismo nivel de éxito a nivel nacional.

Perdue fue gobernador de Georgia desde 2003 hasta 2011, y previamente fue legislador de su estado.

Alemanes, preocupados por Trump

La mayoría de la clase política y empresarial alemana ve con preocupación la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EEUU y teme un empeoramiento de las relaciones bilaterales, según una encuesta del instituto Allensbach, el diario “Frankfurter Allgemeine” y la revista “Capital”.

Uno de cada dos de los 517 dirigentes entrevistados teme que las relaciones empeoren y sólo un 2 por ciento considera que hay posibilidades de que mejoren con la Administración de Trump, quien toma posesión mañana.

Los riesgos se ven ante todo en la política exterior y en la política económica y comercial y sólo un 4 por ciento de los entrevistados dice no tener ninguna preocupación al respecto.

La preocupación es especialmente grande entre los dirigentes políticos, de los que un 58 por ciento ve riesgos “grandes”, mientras que una mayoría de los empresarios considera los riesgos “limitados”.

Entre los líderes políticos, un 50 por ciento teme repercusiones negativas en la economía alemana de la llegada del magnate Trump al poder en EEUU mientras que un 41 por ciento de los dirigentes empresariales son de esa opinión. En todo caso, sólo un 4 por ciento de los entrevistados espera que con Trump pueda haber mejoras para la economía alemana.