•   Río de Janeiro  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El juez Teori Zavascki, relator del caso Petrobras en la corte suprema de Brasil, falleció este jueves en un accidente de avioneta en la costa del estado de Rio de Janeiro, indicó su hijo en su cuenta en la red social Facebook.

"Estimados amigos, ¡acabamos de recibir la confirmación de que papá falleció! ¡Muchas gracias a todos por la fuerza!", escribió Francisco Prehn Zavascki en su perfil, poco después de que el Supremo Tribunal Federal (STF) confirmara que el nombre del magistrado, de 68 años, figuraba en la lista de pasajeros de la avioneta siniestrada.

Los equipos de rescate confirmaron que la aeronave estaba ocupada por cuatro personas, que se han localizado tres cuerpos y que hay un herido.

La avioneta había salido del aeródromo Campo de Marte, en la ciudad de Sao Paulo, con destino a Paraty, en el litoral sur del estado de Río de Janeiro, y se estrelló en el mar, a dos kilómetros de la pista de aterrizaje.

Su hijo, Francisco Prehn Zavascki, indicó en su cuenta Facebook que su padre estaba efectivamente en el aparato. "Amigos, desgraciadamente, mi padre estaba en el avión que cayó. Por favor, recen por un milagro", escribió.

La Marina de Brasil, de su lado, confirmó la caída de la nave a la altura de Paraty, una turística localidad del litoral de Rio de Janeiro, a unos 250 kilómetros de la capital del estado.

"En este momento, 50 militares y tres embarcaciones de la Marina de Brasil están trabajando en las búsquedas, además del equipo de Bomberos del Estado de Rio de Janeiro y barcos pesqueros", afirmó la institución en una nota.

Relator del caso Petrobras en el STF, Zavascki, de 68 años, se encontraba en pleno proceso de homologación de las confesiones de 77 exejecutivos de la constructora Odebrecht, implicados en el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil.

Su decisión sobre las denominadas "delaciones del fin del mundo", por su potencial para implicar a políticos y miembros de la élite empresarial del gigante sudamericano, se debería dar a conocer en febrero, después del receso judicial.

La enorme mancha del "Petrolao", una red de sobornos y desvío de fondos públicos que se enquistó en la estatal Petrobras en la última década, ha puesto tras las rejas a prominentes empresarios y no ha dado respiro a la clase política.