elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El Vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, negó hoy que su gobierno hubiera ordenado intercepciones telefónicas, en un discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra."Si esas interferencias se hicieron, nunca han sido ordenadas por mi gobierno", que "no practica el espionaje frente a estas instituciones o personas", precisó Santos al referirse a las presuntas víctimas de estas acciones "hechas sin orden judicial", entre los que se encuentran periodistas, políticos y funcionarios gubernamentales.

"Aunque no existen aún evidencias de esas grabaciones, ni de la responsabilidad institucional del DAS (Departamento Administrativo de Seguridad), el Presidente de la República de manera inmediata tomó la decisión de relevar al DAS de la facultad de realizar intercepciones telefónicas", agregó Santos y añadió que "la Fiscalía General de la Nación ha asumido la investigaciones de estas denuncias".
 
La mencionada Fiscalía General de la Nación también ha sido solicitada por el gobierno de Colombia para esclarecer "todas las circunstancias" del "lamentable error accidental de nuestro ejército", que diera muerte a Edwin Legarde el 16 de diciembre de 2008, precisó Santos. Legarde era el esposo de Aida Quilcué, Consejera Mayor del Comité Regional Indígena del Cauca, quien en los días que precedieron a la muerte a balazos de su marido, concurrió a Ginebra a denunciar violaciones de los derechos humanos atribuidas por ONGs a agentes estatales colombianos.