•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que aún es "pronto" para hablar sobre la posibilidad de que su país levante las sanciones a Rusia, mientras que la primera ministra británica, Theresa May, señaló que considera que las sanciones económicas a Rusia "deben continuar".  

"Es demasiado pronto para hablar de eso", afirmó Trump durante una rueda de prensa conjunta con la primera ministra británica, en la primera visita oficial que recibe el mandatario en la Casa Blanca desde su toma de posesión el pasado 20 de enero.

Este sábado está previsto que se produzca la primera conversación oficial entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y Trump desde que el mandatario estadounidense tomó posesión de su cargo el pasado 20 de enero.

"No lo conozco personalmente, pero espero que tengamos una fantástica relación", afirmó Trump sobre Putin, quien aseguró que quiere colaborar con Moscú en la lucha contra el Estado Islámico en Siria e Irak.

Por su parte, May apuntó que "las sanciones a Rusia deben continuar y agregó que seguiremos manteniendo esa posición dentro de la Unión Europea (UE)", bloque del que, sin embargo, el Gobierno de Londres tiene previsto salir antes de final de 2019 tras la victoria del brexit en el referéndum del año pasado.

Pese a coincidir con May hoy en que las sanciones económicas contra Rusia deben proseguir, el presidente estadounidense ha señalado en varias ocasiones que consideraría retirarlas si Moscú colabora con Washington.

Estados Unidos y la Unión Europea impusieron sanciones económicas en 2014 a Moscú, que se han reforzado en sucesivas rondas, por anexionarse Crimea y respaldar a los separatistas prorrusos del este de Ucrania en el conflicto civil de este país.