•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense Donald Trump afirmó el sábado que su "muy estricta" ofensiva contra la inmigración musulmana esta funcionando "muy bien", en medio de una creciente resistencia a la medida, considerada discriminatoria.

En un decreto firmado el viernes, Trump suspendió el ingreso de refugiados por al menos 120 días e impuso estrictos nuevos controles durante tres meses contra los viajeros procedentes de Irán, Iraq, Libia, Somalia, Siria y Yemen.

"Está funcionando muy bien. Se ve en los aeropuertos, se ve en todas partes", dijo Trump a los periodistas, luego que se impidiera a pasajeros procedentes de los mencionados países abordar vuelos con destino a Estados Unidos, desatando fuertes protestas en las terminales aéreas.

"Vamos a tener una prohibición muy, muy estricta y vamos a tener el análisis extremo que debimos haber tenido en este país desde hace muchos años".