•  |
  •  |
  • END

GUINEA BISSAU / AFP

Un grupo de militares mató a tiros ayer lunes al presidente de Guinea Bissau, Joao Bernardo Vieira, horas después del asesinato del jefe del Estado Mayor del Ejército, sumiendo en la confusión a este pobre y pequeño país de África Occidental, debilitado ya por el narcotráfico.

Frente a las condenas de la comunidad internacional, el Ejército guineano afirmó que no se trataba de un golpe de Estado y que “respetaría el orden constitucional y la democracia”.

La Unión Africana prevé celebrar hoy martes una reunión extraordinaria de su Consejo de Paz y de Seguridad “para examinar la situación”, declaró a la AFP el presidente de la comisión de la UA, Jean Ping.

“La situación parece aún confusa, pero aparentemente todo esto ha sido organizado por el Ejército. Es un golpe de Estado”, añadió.

La Comunidad Económica de Estados de África del Oeste (Cedeao) enviará a Guinea Bissau una delegación de ministros de Relaciones Exteriores de Nigeria, Burkina Faso, Cabo Verde, Senegal y Gambia, acompañada por el presidente de la Comisión de este organismo.

En Bissau, donde imperaba la calma, el gobierno decretó siete días de duelo nacional y pidió a la fiscalía que “forme una comisión de investigación” sobre estas muertes.

Ejército enredado

El principal portavoz del Ejército guineano dio diversas versiones de lo ocurrido. “El Ejército mató al presidente Vieira cuando intentaba escapar de su casa, atacada por un grupo de militares cercanos al jefe del Estado Mayor, Tagmé Na Waié”, declaró inicialmente el capitán de fragata José Zamora Induta.

El capitán Zamora Induta acusó a Vieira de ser “uno de los principales responsables de la muerte de Tagmé”, antes de desdecirse horas más tarde ante la prensa.

“La muerte del jefe del Estado Mayor de nuestras Fuerzas Armadas no guarda ninguna relación con la del presidente Vieira”, aseguró el oficial.

“No aceptaremos que la gente interprete esto como un golpe de Estado. No es un golpe de Estado, lo repito”, recalcó ante la prensa el oficial, que se ha convertido en portavoz de la comisión militar creada el domingo por la noche tras el atentado contra el jefe del Estado Mayor.

“Al presidente lo mató un grupo de personas que no conocemos. Ignoramos todo sobre este grupo de personas”, añadió.

En el mismo momento, el Estado Mayor aseguraba en un comunicado que “el Ejército respetará el orden constitucional y la democracia”.

Elecciones en 60 días

Según la Constitución, el presidente de la Asamblea Nacional, Raimundo Perreira, debe asumir el cargo de forma interina y convocar elecciones presidenciales en 60 días.

Joao Bernardo Vieira (alias “Nino”), de 69 años, pasó prácticamente 23 años al frente de Guinea Bissau, una antigua colonia portuguesa situada entre Senegal y Guinea Ecuatorial. Fue reelegido a la Presidencia en 2005, seis años después del fin de una guerra civil de 11 meses (1998-99) que lo había expulsado del poder.

Durante los últimos meses, el jefe del Ejército y el presidente alimentaron una profunda desconfianza recíproca.

A principios de enero, el general Na Waié afirmó haber escapado a un intento de asesinato y acusó al clan presidencial de haber querido “liquidarlo”.

La comunidad internacional condenó unánimemente lo sucedido, en particular los responsables africanos, alarmados por la multiplicación de golpes de fuerza en el continente.