EFE
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de líderes de la comunidad tecnológica canadiense pidió este domingo a su Gobierno que otorgue visas de residencia temporal a las personas afectadas por el decreto de Estados Unidos que prohíbe a ciudadanos de siete países musulmanes su ingreso a ese país.

"Estamos todos afectados", escriben más de 150 miembros de la comunidad de las empresas tecnológicas canadienses en una carta abierta, señalando que el decreto firmado por el presidente Donald Trump "ya ha afectado a varios miembros de (su) comunidad".

"Las empresas tecnológicas canadienses son conscientes de la potencia de la inclusión y de la diversidad de las corrientes de pensamiento, y de que los talentos y las competencias no conocen fronteras", escriben los firmantes.

En esta línea, piden a Ottawa que ponga "en marcha sin más tardar una visa específica que permita a las personas afectadas y desplazadas por el decreto estadounidense obtener el derecho de residencia temporal en Canadá".

Entre los firmantes de la carta, titulada "La diversidad hace nuestra fuerza", figuran los dirigentes de Google, Facebook y de incubadoras tecnológicas, según el texto publicado este domingo.

El Gobierno canadiense por ahora no ha comentado ni criticado directamente la medida estadounidense, pero el primer ministro Justin Trudeau reaccionó el sábado en un tuit ampliamente distribuido, donde ponía de relieve la política de acogida canadiense, que contrasta con la decretada por Trump.

"A quienes escapan de la persecución, el terror y la guerra, sabed que Canadá os recibirá independientemente de vuestra fe. La diversidad hace nuestra fuerza #BienvenueAuCanada (bienvenido a Canadá)", escribió Trudeau. 

El mandatario publicó también en su cuenta de Twitter una foto en la que se le ve dando la bienvenida a refugiados sirios en diciembre de 2015.

Ottawa indicó, por otra parte, que había recibido garantías de Washington de que los ciudadanos canadienses que tengan también algunas de las nacionalidades de los países incluidos en el decreto, no quedan afectados por la prohibición.

VISA PARA VIAJEROS 

El Gobierno canadiense anunció ayer que ofrecerá residencia temporal a aquellos individuos que han quedado varados en Canadá tras la decisión de EE. UU. de prohibir la entrada a los nacionales de siete países de mayoría musulmana.

El ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, Ahmed Hussen, anunció la medida durante una rueda de prensa convocada de urgencia.

Hussen también confirmó que la Casa Blanca clarificó a Canadá que los ciudadanos de ese país con doble nacionalidad y los residentes permanentes en Canadá procedentes de las naciones afectadas no están perjudicados por la prohibición.

"La Casa Blanca nos ha asegurado que los canadienses con doble nacionalidad no están afectados por la orden ejecutiva. También nos han asegurado que los residentes permanentes en Canadá con pasaportes de los siete países pueden entrar (en Estados Unidos)", explicó Hussen.

Los funcionarios canadienses revelaron que las autoridades estadounidenses no se percataron de que la orden ejecutivo emitida el viernes por el presidente Donald Trump afectaría a individuos con doble nacionalidad.

El Gobierno canadiense también señaló que Estados Unidos no avisó de forma previa a Canadá sobre la medida.

Daniel Jean, asesor de seguridad nacional del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró durante la rueda de prensa que el sábado estuvo en contacto con el general Michael Flynn, el asesor de seguridad nacional de Trump, para clarificar el alcance de la orden.