elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El ex presidente cubano, Fidel Castro, afirmó que dos dirigentes señalados como los más afectados en la reestructura del gobierno de Cuba fueron destituidos por "ambiciones" y por jugar "un papel indigno", según un artículo de prensa en el que no mencionó nombres. La miel del poder por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno.

"El enemigo externo se llenó de ilusiones con ellos", expresó Castro, al referirse a los dos "más mencionados" por la prensa internacional. Los medios destacaron las sustituciones del vicepresidente Carlos Lage como jefe del gabinete y del canciller Felipe Pérez Roque, en la profunda reestructuración adoptada por el presidente Raúl Castro, para la cual Fidel expresó haber sido consultado.