DPA
  •   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los presidentes de El Salvador de 1989 a la fecha son investigados por irregularidades patrimoniales por parte de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en el marco de una investigación que abarca a más de 70 exfuncionarios y funcionarios, informó la ONG Transparencia Activa.

De acuerdo a la organización, en la lista de los 76 investigados por la sección Probidad de la CSJ están el actual presidente Salvador Sánchez Cerén (2014-2018), así como los ex mandatarios Alfredo Cristiani (1989-1994), Armando Calderón (1994-1999), el ya fallecido Francisco Flores (1999-2004), Antonio Saca (2004-2009) y Mauricio Funes (2009-2014). Todos podrían ser acusados de enriquecimiento ilícito.  

Las investigaciones no tienen antecedentes en El Salvador, aseveran observadores y analistas políticos locales como Jaime López, exdirector de la extinta organización civil Probidad y actual activista de Transparecia Internacional.

Largo listado

Las investigaciones incluyen además a tres vicepresidentes, seis secretarios de Estado, ministros y viceministros, autoridades judiciales, alcaldes, diputados y agentes de seguridad. El listado fue revelado tras una solicitud de un abogado acogido a la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP).

Los casos de Sánchez Cerén y su vicepresidente, Oscar Ortiz, no han sido aún enviados a juicio.

El expresidente Saca ya está preso y procesado desde octubre pasado por supuesto peculado (uso indebido del tesoro público) por un monto de más de 240 millones de dólares. En tanto, el expresidente Flores falleció en enero de 2016 mientras se le procesaba por actos de corrupción. Funes, en tanto, se encuentra en calidad de asilado político en Nicaragua mientras es investigado por presunto enriquecimiento ilícito durante su gobierno.