•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz destacó hoy en su segunda jornada la importancia de los jóvenes en el desarrollo de la educación y del mundo en los próximos años, durante dos paneles en los que pusieron de manifiesto que las acciones de salvación del planeta tienen fecha.

En los paneles "Paz y desarrollo sostenible: Articulando las agendas del futuro" y "Paz y educación: El círculo virtuoso" los ganadores del Nobel enfatizaron que la labor de los jóvenes en el futuro será clave para la construcción de una paz "sostenible y sustentable en el mundo".

Los galardonados señalaron el año 2030 como fecha límite para "salvar el planeta ante la creciente dificultad de mantener y manejar los recursos que sostienen la vida en la Tierra".

Te interesa: Nobel de Química a tres científicos por inventar las "máquinas moleculares"

"Si no cambiamos la forma de participar en el desarrollo de la sociedad y la biodiversidad, no tendremos un planeta que pueda sostenernos en el futuro", afirmó el embajador y representante permanente de Kenia ante las Naciones Unidas, Macharia Kamau.

Los ganadores del Nobel aseguraron además que los tres desafíos más importantes a los que se enfrentarán las futuras generaciones para mantener la paz mundial tienen que ver con el desarrollo sostenible, la protección del medioambiente y la erradicación de las armas nucleares.

"Existen 14.000 armas nucleares en nueve países y más de 2.000 solo en Estados Unidos y Rusia listas para dispararse. Con la tensión que hay en el mundo hoy, la posibilidad de que se usen es muy grande", aseguró el director de la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear, Ira Helfand, representante de una organización laureada en 1985.


Para combatir ese peligro, los nobel aseguraron que la educación es clave en la intención de cambiar la "cultura de guerra" imperante en el mundo y sustituirla por una cultura de paz que se centre en los valores comunes de los seres humanos.

"La educación hará el mayor aporte al futuro de la humanidad, ya que le permitirá aceptar las diferencias que existen entre las comunidades alrededor del mundo mediante el respeto por el patrimonio y la cultura de los otros", dijo la líder del Cuarteto de Túnez, Ouided Bouchamaoui.

El Cuarteto de Túnez obtuvo en 2015 el Nobel por su papel en la consolidación de un sistema democrático plural tras la revolución de 2011 en ese país, que originó el movimiento de la "primavera árabe".

Según los participantes en los paneles, la agenda de educación para 2030 involucra una idea de enseñanza basada en la tolerancia y la cultura, factores que permitirán "controlar las fuerzas de división y encontrar sentido de pertenencia en la sociedad a través de la inclusión".

La XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz reúne en Bogotá desde el pasado 2 de febrero a cerca de 30 laureados para dialogar sobre reconciliación, democracia y derechos, entre otros asuntos.