Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

LIMA / AFP

Al menos seis heridos del centro poblado de Huanchumay (sudeste peruano), arrasado el lunes por un aluvión de lodo y piedras que mató a 13 personas, fueron trasladados a un hospital regional, informó ayer martes el médico Aldo Vallenas, integrante del grupo de rescatistas.

Los heridos presentan fracturas y contusiones en diferentes partes del cuerpo, señaló el médico.

Vallenas, quien viajó hasta Huanchumay, dijo a la emisora RPP que los rescatistas continuaban con la labor de búsqueda de personas que estarían sepultadas, porque según informes de los trabajadores habría unos 30 desaparecidos.

El rescatista añadió que en la zona del desastre hay unas 50 viviendas arrasadas, que habían sido construidas con madera y plásticos para albergar a obreros y sus familias.

La localidad afectada está habitada en su mayoría por trabajadores mineros, y se encuentra en el distrito de Ituata, provincia de Carabaya, en el surandino departamento de Puno.

Las labores de los brigadistas se hace lenta y dificultosa debido a las lluvias que caen en la última semana, informó Bernardino Tapia, funcionario del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) en Puno.

El deslizamiento se produjo en la madrugada del lunes y fue a causa de la lluvia intensa en la zona, explicó Víctor Ibáñez, funcionario de Defensa Civil, organismo de socorro que llegó al lugar (a más de 1,300 kilómetros al sureste de Lima).

Los primeros meses del año corresponden a la época de lluvias en la sierra andina peruana. En las últimas cinco semanas, otros deslizamientos han producido la muerte de ocho personas en los departamentos de Cajamarca (norte) y San Martín (centro).