•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno chileno calcula que la reconstrucción de las viviendas quemadas por los incendios forestales que han asolado siete regiones del país en las últimas semanas tardará en algunos casos más de un año.

"Hay cosas, como la reconstrucción de casas, que, en algunos casos, puede llevar más allá de un año, dependiendo del modelo que se termine adoptando en cada caso particular", precisó en declaraciones que publica hoy el diario El Mercurio el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

"En este caso, debiese ser este año y probablemente el próximo el periodo que tome la reconstrucción", añadió y precisó que por esa razón los 333 millones de dólares de costo fiscal con que se abordará la situación saldrán del presupuesto de ambos años.



Según el último informe de la Oficina Nacional de Emergencias, el número de viviendas destruidas por el fuego alcanza a 1,624.

Rodrigo Valdés explicó que del total de recursos unos 10 millones de dólares serán financiados a través de reasignaciones presupuestarias, y la mayor parte se financiará con parte de los ahorros que Chile tiene en el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES), junto a saldos de caja en diferentes reparticiones del Estado.

El FEES fue creado en marzo de 2007 y se nutre del saldo positivo que resulte de restar al superávit fiscal efectivo los aportes al Fondo de Reserva de Pensiones y al Banco Central de Chile.

Se utiliza para financiar eventuales déficit fiscales y amortizar deuda pública, a fin de que el gasto fiscal no se vea mayormente afectado por los vaivenes de la economía mundial y la volatilidad de los ingresos que provienen de los impuestos, el cobre y otras fuentes, sin recurrir al endeudamiento.

Al cierre del pasado diciembre, según datos de Hacienda, el FEES acumulaba 13,772,06 millones de dólares.

El ministro de Hacienda consideró "bien significativo cuando uno tiene un presupuesto estrecho" el monto de 333 millones de dólares considerados para la reconstrucción e indicó que la cifra no incluye por ahora los aportes de los privados a la tarea.

"No tenemos el catastro final (de esos aportes) porque hay muchos mecanismos por los cuales se están haciendo notaciones", dijo.


Según el informe más reciente de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), los incendios forestales activos en Chile se han reducido a medio centenar este domingo, de los que 7 se encuentran en fase de combate, 34 están bajo control y 9 se consideran extinguidos.

Desde inicio de la temporada, el pasado 1 de julio, los incendios forestales suman en Chile, 3,112, con una superficie afectada de 588.501 hectáreas, precisó el informe.

La Oficina Nacional de Emergencia indicó, en tanto, que los damnificados a causa de los incendios ascienden a 7,422, de los que 469 permanecen en albergues habilitados en las regiones de O'Higgins, Maule y Biobío.