•  |
  •  |
  • END

GUINEA BISSAU / AFP

Guinea Bissau se dotó el martes de un presidente interino, según lo establecido por su Constitución, tras el asesinato de Joao Bernardo Vieira la víspera.

El nuevo jefe del Estado es el hasta ahora presidente de la Asamblea Nacional, Raimundo Pereira, que juró su cargo el martes por la tarde ante los diputados, el primer ministro, Carlos Gomes Junior, y una delegación de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (Cedeao).

“Asumiré la función de jefe del Estado hasta la organización de las próximas elecciones que marcarán la vuelta de Guinea Bissau a una vía constitucional normal”, precisó Pereira, un jurista de formación de 52 años.

“A la CPLP (Comunidad de Países de Lengua Portuguesa), a la Cedeao, a la UA (Unión Africana), a la ONU y a la comunidad internacional, en general, les pido que no abandonen a Guinea Bissau”, exhortó.

“Desde hace un decenio, ningún presidente terminó su mandato en la jefatura del Estado”, subrayó Pereira, cuyos predecesores fueron asesinados o derrocados.

“Ayuden a este país a recuperar los reflejos de un país estable”, agregó.

Cedeao dispuesto a brindar apoyo

El presidente de la Comisión de la Cedeao, Mohamed Ibn Chambas, presente en la ceremonia, aceptó el llamamiento de Pereira.

“La Cedeao hará todo lo posible ante la comunidad internacional para ayudar a Guinea Bissau a moviliza los recursos y medios necesarios para ver si puede llegar a esas elecciones en ese plazo muy corto” de 60 días fijado por la Constitución, afirmó Ibn Chambas.

La CPLP también ha enviado una delegación a Bissau para discutir, según dijo esta organización, sobre “el apoyo (...) en la organización de las elecciones”.

Vieira, democráticamente elegido en 2005 tras haber gobernado con mano de hierro de 1980 a 1999, murió por los disparos de unos militares el lunes al alba, horas después de un atentado con bomba que mató al jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Tagmé Na Waié.

Un minuto de silencio

Al inicio de la ceremonia del juramento del nuevo jefe del Estado se guardó un minuto de silencio, en recuerdo de esos “dos valientes combatientes de la liberación de nuestro país”, antigua colonia portuguesa, según las palabras de Pereira.

Ayer martes, 70 de los 100 diputados de la Asamblea votaron la aplicación de la Constitución, pese a las críticas de la principal fuerza de la oposición, el Partido de la Renovación Social (PRS). Según este último, el presidente interino tendría que haber sido elegido por “consenso nacional”.

El presidente de la Comisión de la UA, Jean Ping, que el lunes había denunciado un “golpe de Estado”, modificó el tono de esas palabras el martes.

“Al estado actual, no consideramos que estamos ante un golpe de Estado. Se trata del asesinato de un jefe de Estado (...)”, especificó también el presidente del Consejo de Paz y Seguridad de la UA, Bruno Nongoma Ziduemba, tras una reunión extraordinaria en Addis Abeba.

El mismo lunes, oficiales del Estado Mayor aseguraron que el Ejército “respetaría el orden constitucional y la democracia”.

Las circunstancias de ambos asesinatos --sobre los que la UA pidió una investigación-- aún no quedaron esclarecidas el martes.

Mientras tanto, el dispositivo militar fue suavizado en la capital, donde sólo se vieron soldados en puntos estratégicos como los cuarteles.