•  |
  •  |
  • END

PARÍS / AFP
Una carta con amenazas de muerte, acompañada por una bala de calibre 9 mm, fue enviada el pasado fin de semana por uno o varios desconocidos al presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció ayer martes la Fiscalía de París.

El mismo mensaje acompañado también por otra bala de 9 mm fue enviado además durante el fin de semana a la ministra de Justicia, Rachida Dati; a la del Interior, Michele Alliot-Marie, y a la de Cultura, Christine Albanel, anunciaron este mismo martes las respectivas carteras.

A su vez, también recibieron misivas similares --acompañadas por balas de 9 mm o de calibre 38-- el ex primer ministro Alain Juppé, quien es además alcalde de Burdeos (suroeste), y dos senadores de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), el partido conservador de Sarkozy.

Juppé presentó una denuncia, precisó el lunes la alcaldía de Burdeos.

La carta citaba, además, al diputado y portavoz de la UMP, Frederic Lefebvre, a otro parlamentario del partido conservador y al alcalde de Perpiñán (sur), Jean-Paul Alduy.

También estos tres recibieron una misiva idéntica escrita a mano en papel blanco, sin encabezamiento, sin logo y sin firma, precisó la Fiscalía al hablar de un contenido “deshilvanado”.

El contenido

Según uno de los destinatarios, contactado telefónicamente por la AFP, la carta iba dentro de un sobre blanco acompañado por la bala y ambos incluidos a su vez en un sobre marrón.

“Ministros, diputados, senadores, proveedores de leyes liberticidas (...) ustedes no son más que muertos condenados”, escribieron el o los autores de la carta, que también amenazan al partido en el gobierno “UMP (...) y a otros colaboradores centristas o socialistas colaboradores”.

“Este mensaje es el último. A partir de ahora, mantendremos silencio de radio total”, añaden los autores de la carta, que al final de la misma se refieren a “10,000 combatientes y una célula 34 (el expedidor de la carta)”.