•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La última guerrilla activa en Colombia, el ELN, liberó ayer a un soldado que mantenía rehén, en vísperas del lanzamiento de conversaciones de paz para poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo.

La entrega del militar Fredy Moreno Mahecha a una comisión humanitaria en el este de Colombia se produce antes de la apertura formal de negociaciones en Quito con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con las que el presidente colombiano Juan Manuel Santos busca alcanzar la "paz completa".

El flamante Nobel de Paz selló en noviembre un acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), principal y más antiguo grupo insurgente del país, en su cruzada para acabar una guerra fratricida entre guerrillas, paramilitares y agentes del Estado, que ha dejado más de 260,000 muertos, 60,000 desaparecidos y 6.9 millones de desplazados.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó que Moreno, de 39 años, fue entregado en una zona rural del departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, donde había caído en poder de los rebeldes el 24 de enero.

"El ELN ha cumplido. Fue liberado el soldado capturado en Arauca cuando realizaba tareas de inteligencia", señaló la guerrilla en un mensaje de la cuenta en Twitter de su radio oficial, ELN Ranpal.

El jefe negociador de Santos con el ELN, Juan Camilo Restrepo, que días atrás había considerado la captura de Moreno como un "gesto hostil" de la guerrilla, celebró la noticia.