•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) trabajó con las autoridades de Panamá en la búsqueda de la estadounidense Catherine M. Johannet hallada muerta el pasado domingo en una isla turística del país centroamericano, informó ayer la embajada de Estados Unidos.

"Miembros de alto nivel del Gobierno de Panamá trabajaron en estrecha colaboración durante el fin de semana con el embajador (estadounidense, John D. Feeley), oficiales consulares y el FBI", indicó la legación diplomática en una breve misiva ayer.

El cuerpo de la joven de 23 años, quien estaba de vacaciones en Panamá, fue encontrado el domingo en un sendero boscoso de la Isla Bastimentos del archipiélago de Bocas del Toro (Caribe), adonde se dirigía el jueves, cuando fue vista por última vez.

"Por respeto a la privacidad de la familia en estos tiempos difíciles, no daremos mayores declaraciones públicas al respecto. Continuaremos trabajando en colaboración con los oficiales del Gobierno panameño y brindaremos toda la asistencia posible a la familia de la fallecida", indicó este lunes la embajada de EE. UU.

El Gobierno panameño trasladó este lunes a los familiares de la víctima desde la vecina Costa Rica hasta Isla Colón, la principal del archipiélago panameño y donde fue recibido por el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) el reporte de desaparición de la joven.

Medios locales difundieron imágenes de la llegada de los familiares, entre ellos los padres y el novio de Catherine, quienes fueron recibidos por el ministro panameño de Seguridad Pública, Alexis Bethancourt.

El director del Sinaproc, José Donderis, indicó el domingo a Acan-Efe, que el cadáver de Catherine fue hallado horas después de iniciada su búsqueda.